Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers sumó su primer refuerzo: Federico Sellecchia, delantero ex Ballester y Argentino de Merlo. El 10 comenzaron las prácticas. En las próximas horas se sumarían nuevas incorporaciones.

viernes, 9 de marzo de 2018

LA TOPADORA LO PASO POR ARRIBA

Liniers confirmó ante Claypole todo lo bueno que había insinuado en el partido anterior. Un equipo compacto y agresivo, que mostró variantes ofensivas y que terminó generando innumerable situaciones de las cuales convirtió tan solo una parte. La Topadora vuelve a creer…


Cuando no se había jugado apenas un minuto el jugador Aranda de Claypole remataba sorpresivamente y la pelota se perdía junto a un poste parecía que el partido iba a tener sus complejidades para el celeste. Pero nada de ello ocurrió porque a los 8 en la primer llegada a fondo Vidal ejecutó con precisión un tiro libre que Szerdi mando a la red de cabeza. Fórmula similar a los 24 en un córner de Coronel y en lo alto Rosas con un frentazo puso el segundo. Dos golpes que fueron el nocaut para un equipo visitante que cayó rápidamente en el desorden y que apenas tuvo un remate lejano de Sosnowski que Cheppi desvió por arriba. Liniers fue protagonista hegemónico, agresivo y convencido. Basualdo iba por izquierda y desequilibraba, Szerdi se volvía imparable, Galván junto a Coronel en el medio se hacían dueños absolutos, De León manejaba el juego por derecha con gran soltura, bien secundado por Paiva que subía por el lateral y Willian Giménez se movía por todo el frente de ataque. Liniers llegó a momentos de gran lucidez y el arquero Leandro Romero tuvo más de un revolcón.

En el complemento se acentuó aún más la distancia entre uno y otro. Liniers no cesó su sed de goles. A los 6 magistral centro de De León y Basualdo de cabeza estrelló el balón en el travesaño. Las jugadas de gol se fueron sucediendo casi sin solución de continuidad. El arco de Claypole tambaleaba en cada llegada. Rosas se perdió el tercero de cabeza, luego fueron De León y Szerdi. Cerca de la media hora en otra acción muy favorable Basualdo mano a mano con el arquero no consiguió definir, y luego otra vez el delantero desvió el remate muy cerca del poste izquierdo. La figura de Galván creció enormemente y todo el equipo jugó en un nivel superlativo, casi sin puntos flacos, con combinaciones explosivas y letales. A los 41 el recién ingresado Hugo Pérez, en brillante acción personal definió junto a un poste y selló el resultado. Liniers borró de la cancha a Claypole y volvió a brillar como en las mejores tardes.

Queda un saldo muy positivo en función de que el equipo recuperó la memoria. Increíblemente estuvo 7 partidos sin ganar, pero de mantener el nivel alcanzado seguramente el repunte llegará, al menos para arribar a un puesto destacado en la tabla que le otorgue ventajas en el Reducido. Igualmente hay que hacer las salvedades del caso porque estuvo enfrentando a un rival muy pobre, que completó 6 derrotas seguidas y está muy comprometido con el promedio. Por todo ello la prueba de fuego para comprobar la validez de esta levantada la dará el próximo partido visitando al segundo, Central Ballester.

Víctor Marinelli

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Perdón jugamos contra Victoriano Arenas o contra el Boca de los Mellizos. No jodamos Marinelli este es el mismo equipo que no juega a nada. Si le ganamos a Central Ballester diré que me equivoqué. Pero es un caldito para un enfermo que tiene cáncer.

Anónimo dijo...

Bocon ya le ganamos a central ballester deci que te equivocaste y deci tu nombre aguante liniers y nada mas los mufas como vos dan asco

Firmar el libro de visitas