Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers mostró sus credenciales en el segundo tiempo para ganar sin discusión frente a Yupanqui con gol de Willian Giménez y quedar a sólo 3 puntos de la cima. Próxima Fecha: Liniers-Paraguayo.

martes, 31 de diciembre de 2013

lunes, 30 de diciembre de 2013

SE CUMPLEN 46 AÑOS DEL MAXIMO LOGRO DEPORTIVO

Corría la década del 60, Liniers militaba con interesantes campañas en Primera C, siendo gran protagonista en 1966, cuando peleó el ascenso con Estudiantes de Buenos Aires, y el sorprendente General Mitre, luego desaparecido. Con la base de ese plantel y la conducción técnica de Juan Carlos Montaño, el club encara el torneo 1967, que se dividió en dos zonas. Liniers y Comunicaciones, fueron los ganadores de cada una de ellas. Flandria y Arsenal de Llavallol, otro club desaparecido, clasificaron en segundo término. La posición lograda le daba derecho a los cuatro equipos a disputar el ascenso con los peores seis equipos de Primera B, en lo que se llamó Reclasificación B. Completaron el torneo instituciones importantes y tradicionales como All Boys, Nueva Chicago, San Telmo y Central Córdoba, junto a Talleres de Escalada y El Porvenir. Fue el año en que se reestructuró el fútbol a través de Valentín Suárez. Se crearon el Nacional, el Promocional y los reclasificatorios. No había ni ascensos, ni descensos directos.

Diez equipos que jugarían a dos ruedas, los cuatro primeros irían a la B y los restantes a la C, por lo que las chances de ascender no parecían las óptimas. Liniers debutó frente al más débil, Arsenal de Llavallol al que venció 4 a 2, y luego hizo lo propio frente a Talleres 3 a 1. La diferencia entre equipos de la B y la C quedó evidenciada, en que sólo Liniers y Comunicaciones llegaron a pelear por el ascenso, mientras que Flandria y Arsenal rápidamente quedaron fuera de competición. Los celestes siempre estuvieron en lugares de vanguardia, aunque una serie de empates y la derrota ante Talleres en la fecha 11, lo hicieron retroceder al 5º lugar en la tabla, posición que resultaba insuficiente para lograr el ansiado sueño. Pero a partir de la fecha siguiente, llegó la recuperación: Dos triunfos importantísimos frente a Comunicaciones y a Nueva Chicago, ambos 1 a 0 en la vieja e inexpugnable cancha de General Paz y Gaona, le dieron el impulso necesario para afrontar el sprint final con posibilidades. La serie continuó con varias goleadas e incluso un valioso empate en Rosario, que derivó en el descenso de Central Córdoba.

En la última fecha el panorama estaba al rojo vivo. Recordamos que el triunfo valía 2 puntos, y en caso de igualdad de puntos se resolvía la ubicación por mayor cantidad de goles a favor, sin importar los goles en contra. Ya en Primera Independiente había ganado el Nacional, Tigre y Los Andes habían ascendido a Primera, y quedaba decidir en el último fin de semana los ascensos y descensos entre la B y la C. En esa fecha final, All Boys llegaba con 23 puntos, y su situación resuelta, manteniendo la categoría. Liniers segundo con 22, Comunicaciones y San Telmo 21, Nueva Chicago y Talleres 20, 5 equipos disputaban los 3 lugares que faltaban. La particularidad de esa última jornada, era que los cuatro clubes que perseguían a Liniers actuaban de visitantes con los otros cuatro que ya habían quedado sin chance y no jugaban por nada. En consecuencia todas las miradas apuntaban al partido estelar de la jornada que en Floresta disputarían All Boys y Liniers, esperando una caída de los celestes. La única radio que transmitía fútbol de ascenso (Rivadavia) fue hasta Floresta, e informaba lo que sucedía en las otras canchas. Liniers necesitaba como mínimo el empate, ya que si perdía, por las noticias que llegaban, resignaba sus chances en favor de Nueva Chicago que marcaba goles de todas las facturas frente a Flandria (llegó a 7), mientras tanto Comunicaciones, que goleaba a El Porvenir, y San Telmo, que en Rosario hacía lo propio, se aseguraban un lugar entre los cuatro primeros. Talleres, para no ser menos, también le marcaba 7 goles a Arsenal de Llavallol, pero de nada le servía.

Finalmente, luego de ardua lucha, en la calurosa tarde el sábado 30 de diciembre de 1967, frente a un estadio colmado, Liniers llenó totalmente la tribuna lateral con cerca de 7.000 hinchas, apoyado por otros clubes como Vélez Sársfield.

Se jugó en All Boys, el árbitro fue Ramón Anderain y así formaron los equipos:
All Boys: Di Meglio, Serussi, Ansaldo, Impembo, R. Molina, M. Giménez, Crocci, M. Martínez, Weber, Albil y Manganiello.
Liniers: Marín, Britos, Nielsen, Díaz, Sierra, Holweger, Soroka, Ferreiro, Juan Carlos García, Calvanese y Heredia.
Fue expulsado Crocci en All Boys y se recaudaron $ 270.220

Partido muy disputado y un final no apto para cardíacos, Anderain, le anuló un gol a Weber de All Boys, pero Liniers, con mucho esfuerzo, obtuvo el empate que lo llevó por primera vez en su historia a Primera B, para la infinita alegría de su gente. Fue cero a cero, y el festejo duró hasta altas horas de la noche, tanto en la sede como en el estadio. Liniers coronaba la hazaña llegando al máximo torneo del ascenso, que ya en 1942 se le había negado en recordadas finales frente a Estudiantes de Buenos Aires.

La resignación de Nueva Chicago duró poco, Comunicaciones al no permitir sus estatutos jugar fútbol profesional, renunció al ascenso y su lugar fue ocupado por la entidad de Mataderos.

El plantel de, auténticos gladiadores, que obtuvo la proeza de llegar a Primera B estuvo integrado por: Arqueros: Marín, Bini y Bracci; Defensores: Juan Antonio Díaz, Caccialanza, Turchetti, Britos y López; Volantes: Holweger, Nielsen y Sierra; Delanteros: Ferreiro, Soroka, Juan Carlos García, Calandria, Laurita, Calbanese y Heredia. Director Técnico: Juan Carlos Montaño, Preparador Físico: García Fernández. Heredia y Juan Carlos García fueron los goleadores.

La campaña de Liniers en el Reclasificación fue la siguiente:

Arsenal de Llavallol 2 - Liniers 4
Liniers 3 - Talleres 1
Comunicaciones 0 - Liniers 0
Nueva Chicago 1 - Liniers 0
Liniers 1 - San Telmo 1
El Porvenir 0 - Liniers 0
Liniers 3 - Central Córdoba 3
Flandria 1 - Liniers 2
Liniers 0 - All Boys 2
Liniers 3 - Arsenal de Llavallol 1
Talleres 2 - Liniers 1
Liniers 1 - Comunicaciones 0
Liniers 1 - Nueva Chicago 0
San Telmo 0 - Liniers 0
Liniers 4 - El Porvenir 0
Central Córdoba 1 - Liniers 1
Liniers 6 - Flandria 0
All Boys 0 - Liniers 0


Tabla Final de Posiciones: 

Clubes
J
G
E
P
GF
CC
PS
1
All Boys
18
8
8
2
31
14
24
2
Comunicaciones
18
10
3
5
36
19
23
3
San Telmo
18
7
9
2
32
18
23
4
Liniers
18
8
7
3
30
15
23
5
Nueva Chicago
18
9
4
5
39
21
22
6
Talleres
18
9
4
5
30
19
22
7
Central Córdoba
18
4
9
5
25
25
17
8
Flandria
18
4
4
10
24
44
12
9
El Porvenir
18
1
8
9
10
40
10
10
Arsenal de Lavallol
18
1
2
15
16
58
4


El 9 de marzo de 1968 Liniers debutó en Primera B empatando como local 1 a 1 frente a Estudiantes, y en el arranque obtuvo interesantes resultados: empató con Deportivo Italiano, Témperley, Arsenal de Sarandí, le ganó a All Boys...

Por tres años Liniers militó en la vieja Primera B, desde 1968 a 1970. En el primer año se clasificó para el Promocional B, lejos del descenso, con su cancha invicta en la etapa clasificatoria. Luego ganó el Reclasificación B en 1969, hasta que descendió a la C al año siguiente luego de dos reclasificatorios. Tuvo entre sus ocasionales rivales, al margen de los mencionados Nueva Chicago y All Boys, a Ferro Carril Oeste, Tigre, Arsenal, Unión, Almagro, Almirante Brown entre otros, varios de los cuales luego llegarían a Primera División. Pero ese es tema de otra historia...

En la foto publicada en la recordada Revista Goles, en febrero de 1968, vemos parados de izquierda a derecha a: Fernando Pettitari (Presidente Sub Comisión de Fútbol), José Díaz, Héctor Sierra, Jorge Heredia, Florencio López, Juan Carlos García, Héctor Nielsen, Fernando Marín, Alfredo Sabugueiro, Antonio Campenni, José Luis Heredia (Tesorero), Jorge Varela. Hincados de izquierda a derecha: Alfredo Soroka, Jorge Ferreiro, Emilio Holweger y Alfredo Felicetti.

A pesar de los 46 años transcurridos, sigue latente, en quienes vivimos aquel momento inolvidable, la esperanza de poder ver a Liniers nuevamente transitando por los primeros planos del fútbol argentino.

Víctor Marinelli

sábado, 28 de diciembre de 2013

BALANCE CON CLAROSCUROS


Es un momento adecuado para hacer una especie de balance de lo actuado durante el año, que comprende la segunda mitad del último torneo y la primera del actual.

En total Liniers sumó 50 puntos a lo largo de los 37 partidos que disputó. Una marca aceptable cuando inmediatamente  surge la idea de permanecer en la categoría. A pesar de los claroscuros, se pudo sumar más.
Luego de la pretemporada en Brandsen, allá por enero de 2013, tal como lo había anticipado el técnico Norberto D’Angelo, el equipo iba a mejorar. De los magros 17 puntos de la etapa inicial se pasó a 28 en la segunda rueda.
El equipo se potenció notablemente con la aparición (por fin) en escena de Lucas Asconape, a él se sumó un estratega como Mauricio Prol, la seguridad de César Acosta en defensa y el resto acompañó muy bien. También influyó el cambio táctico de D’Angelo, pasando a jugar con dos líneas de 4. El partido frente a Luján fue clave para la remontada. Liniers perdía en el arranque, pero consiguió revertir la historia y ganar sobre la hora. A partir de allí comenzó una racha espectacular de 12 partidos invicto, con 7 victorias, algunas impactantes como el 6 a 1 a Dock Sud, el triunfo en Libertad ante Midland o la victoria ante Español que venía peleando la punta. En algún momento el equipo daba la sensación de seguir de largo y llegar al reducido. Un empate en Loma Hermosa y luego la injusta caída frente al campeón, UAI Urquiza, postergaron esa ambición. Faltando 4 fechas Liniers era el mejor equipo de la segunda rueda del torneo.
 
Pero obligados por las circunstancias económicas, en el receso de invierno comienzan a producirse bajas importantes. Lucas Asconape es transferido a préstamo a Argentinos Juniors, César Acosta emigra a Midland, y en Norberto D’Angelo asoma la posibilidad de pelear más arriba en la tabla, con la idea de subir el promedio. Esto llevaba aparejado la incorporación de figuras importantes para la categoría. En este punto aparece el comienzo del fin. La idea de mantener la base y reforzarla en función de los jugadores que emigraron es dejada de lado por la del dream team. Liniers que arrancaba sin deudas la temporada, de golpe se encontraba con un enorme presupuesto, que sólo era sustentado por la promesa de algunos sponsors, que en definitiva no cumplieron. Aquí la crítica recae pura y exclusivamente en los directivos.
El comienzo fue auspicioso, ganando en la Isla Maciel, pero luego fueron sucediendo triunfos y derrotas que en definitiva marcaron la imagen de un equipo sólido, con oficio, que siempre daba la sensación de poder ir a más, pero que no llegaba a concretar. Así la suma de puntos no fue tan importante en concordancia con el nivel de jugadores del plantel. Hubo buenas actuaciones frente a Talleres o Argentino de Merlo, pero sin llevarse los 3 puntos.
No pasó mucho tiempo para que el castillo de naipes se derrumbara. Los problemas económicos hicieron eclosión. No se podía sostener el proyecto. Así se fue desmembrando el plantel, incluyendo al cuerpo técnico. Asumió en medio de la crisis Gabriel Farías, a cargo de la 5ta. División. Los problemas no terminaron, con varios jugadores que siguieron pero con total legitimidad reclamaban su deuda, a pesar que por otra parte demostraron interesarle muy poco el andar del equipo. El punto clave fue el partido ante Lamadrid, donde la desconcentración fue total. La historia pareció continuar luego ante Excursionistas. En definitiva frente a dos rivales directos en la lucha por los promedios, algunos jugadores, que luego se irían, no estuvieron a la altura. Gabriel Farías, que hasta aquí nunca podía armar un mismo equipo, hizo punto y aparte.
Frente a Luján pareció comenzar otra historia. Apareció la frescura, el aire renovador. El preliminar de chicos de 4ta. y 5ta. frente a Español fue como una premonición. Poco tiempo después, varios de ellos se encontraban vistiendo la celeste en primera. Se sumaron otros jugadores del plantel que no habían tenido rodaje y demostraban sus condiciones, y completaban unos pocos titulares que habían quedado. En la Basílica apareció Braian Cáceres, al que D’Angelo no le había dado chances, junto a él chicos como Federico Pattini o Lucas Pajón. Diego Torres en dupla con Brian Pacio (otra de las revelaciones), adelante Nicolás Horacio más titular que nunca. Apuntalaban Oscar Romero, Sebastián Allende, Alejandro Cuevas, Gustavo Cano y Jonatan Villa desde el arco. Liniers jugó el mejor partido del campeonato y le ganó sin discusión al puntero. Luego repitió el buen desempeño ante Laferrere, pero aquí el oficio del rival pudo más, a pesar de los merecimientos.
Llegamos a fin de año. La realidad indica que Liniers deberá afrontar el primer semestre de 2014 con la base de jugadores que actuaron en los últimos dos partidos, más algunos que puedan sumarse en función de los 4 cupos habilitados. Seguramente serán de experiencia, que es lo que le falta al equipo para pelear puntos importantes. También es insoslayable que los jugadores que tomaron la posta saben que el éxito al final del camino será mantener la categoría.
 
En el pasado hubo errores directrices, decisiones equivocadas, pero ahora el camino parece aclararse. Las aguas se tranquilizaron. En la superficie quedaron inhiestos, incólumes, un grupo de jugadores junto a un cuerpo técnico que están dispuestos a dar pelea hasta el final. Que demostraron con creces tener con qué hacerlo.
Desde aquí nuestro sincero agradecimiento.

Víctor Marinelli

domingo, 22 de diciembre de 2013

Ultimo programa del año en AM 930 con Gabriel Farías, Brian Pacio y Braian Cáceres

En nuestro último programa de "Liniers en Ascenso" por AM 930 Radio Nativa, tuvimos el lujo de tener en los estudios al técnico Gabriel Farías junto a dos jugadores de gran proyección: Brian Pacio y Braian Cáceres.
Tuvimos la oportunidad de dialogar extensamente sobre la actualidad futbolística del equipo y las expectativas con referencia al semestre que se avecina.

Los invitamos a escuchar la audición:



lunes, 16 de diciembre de 2013

DIFICIL DE EXPLICAR

El aplauso final con que fue despedido Liniers fue el justo premio para un equipo que marcó claras diferencias con su rival, que jugó un segundo tiempo de película, pero que de manera poco explicable se quedó con las manos vacías.

El primer tiempo fue para el olvido. El Celeste en función del intenso calor pareció reservar energías para el complemento. Apenas un remate de Pattini al inicio cerca de un poste fue la única opción medianamente cercana de peligro. Laferrere, casi con un solo delantero de punta (Arriola), aportó muy poco, mostrando una imagen muy desteñida.

En el complemento se vio lo mejor. Liniers a partir del cuarto de hora decididamente fue en busca del desnivel. La lluvia que caía otorgaba un ingrediente especial. Creció enormemente el desempeño de Braian Cáceres, figura excluyente del partido. Las situaciones de gol comenzaron a sucederse frente al arco de Monasterio. A los 15 un tiro libre de Cáceres fue desviado abajo por el arquero y llegó Torres en el rebote, pero un defensor alcanzó a despejar en la boca del arco. Tras cartón Pattini de media distancia remató cerca de un palo. La tercer situación consecutiva la volvió a producir Cáceres, con un magnífico remate libre desde el sector derecho que se fue apenas por arriba del horizontal. Laferrere apeló al juego fuerte para contener el aluvión celeste. Liniers con actitud, juego fluído, con Nicolás Horacio incontrolable, adelantando a sus volantes por los laterales, llegando incluso con Pacio y Torres, acorraló a su rival que se limitó a aguantar. Monasterio comenzó a convertirse en figura. Nueva aparición de Nicolás Horacio, que molestado por un defensor alcanzó a rematar dentro del área exigiendo al arquero. Por fin a los 23, tras un tiro libre de Braian Cáceres, apareció Torres por derecha y con un estupendo zurdazo superó el esfuerzo del arquero y puso el tanto de apertura. Llegaba la justicia al Juan Antonio Arias.

Pero increíblemente Liniers en 4 minutos se quedó sin nada. A los 30, en su primer llegada al arco de Villa, el Canario Blanco ejecutó un tiro libre cerca del área, se abrió la barrera y la pelota providencialmente tocó en un defensor cambiándole totalmente el rumbo al balón y descolocando al arquero. Luego, en la segunda llegada, una confusa llegada por derecha de la visita a través de Gustavo Fernández, un desajuste defensivo, y la pelota que lentamente se introduce en el arco. Cien por ciento de efectividad de Laferrere, que hasta tuvo la posibilidad del tercer gol a los 39 en un cabezazo de Sebastián Pérez que dio en el palo, en otra desatención defensiva. La visita no generó más nada, pero le alcanzó luego con el oficio de sus hombres para mantener el resultado. Ya en tiempo de descuento, Nowak se perdió el empate en un mano a mano con Monasterio, que una vez más salió airoso.

Difícil de explicar. Tal vez puede atribuirse a “pecados de juventud” esos minutos fatales en los que el equipo no estuvo concentrado defensivamente y fueron aprovechados por un rival con más experiencia. Pero en nada empañan todo lo expuesto, especialmente en el segundo tiempo, con actitud y un fútbol de alto vuelo, que contó con figuras rutilantes como Braian Cáceres, que partido a partido sigue sorprendiendo.

Estas actuaciones frente a Luján y Laferrere fueron una bocanada de aire fresco, fieles al designio histórico que tiene Liniers: sus grandes proezas las consiguió siempre con jugadores propios.

El desafío de mantener la categoría es complicado, pero hay que otorgar una total confianza a este plantel que hará lo imposible por conseguirlo. Vamos que se puede !!!.
Víctor Marinelli
      



domingo, 15 de diciembre de 2013

Los once no se tocan

Concluye la rueda inicial, Liniers recibe a Laferrere en partido importante para mantener el nivel alcanzado en la última presentación.

Los resultados de la víspera indican que Liniers, al margen del resultado que obtenga, se irá al receso temporalmente en posiciones de descenso. Es una situación que no debe hacer desesperar. Lo importante es cómo se termine el torneo en la fecha 38. La lucha es partido a partido, con un par de triunfos no se sale, es un largo proceso a lo largo del cual hay que tener temple y no enloquecerse.

La destacada actuación del equipo en Luján con mayoría de jugadores juveniles ha hecho que Gabriel Farías resuelva darle la confianza a los mismos once para el partido con Laferrere.

En el banco estarían: Héctor Cabrera, Sergio Forti, Leandro Coronel, Facundo Rodríguez, Carlos Cequeira, Lucas Gómez y Alexis Nowak Zachozy.

Laferrere anuncia varios cambios para este partido, entre ellos la vuelta de Carlos "La Vieja" Moreno y Héber Arriola. Una campaña muy pobre lo ubica en el último puesto. Su potencial indica que es una posición mentirosa, por eso, sabido es que puede llegar la recuperación en cualquier momento. Habrá que estar atentos.

El partido comienza a las 17.00 hs. y será dirigido por Cristian Cernadas.


Para quienes no puedan concurrir al estadio podrán sintonizar transmisiones de Lafe: Radio Universidad RU 89.1 MHz. www.ru891.com.ar también por FM Radio Soft 102.5 MHz.  otra alternativa es FM Tupiza 92.5 MHz. www.radiotupiza.com.ar y finalmente como alternativa AM 1550 Radio Esperanza http://www.radioesperanzaamyfm.com.ar/       a http://www.radioesperanzaamyfm.com.ar/

mi alineacion


viernes, 13 de diciembre de 2013

Ventaja Celeste en el historial

No fueron muchos los partidos entre Liniers y Laferrere en la historia. El celeste compite desde 1941 en los torneos de AFA, mientras que el verde (fundado el 9 de julio de 1956) lo hace desde 1978. Sin embargo en varias oportunidades se han cruzado en ruedas finales de la D por el ascenso y en partidos de Primera C.
Todo arrancó el 15 de septiembre de 1979 y continuó con un recordado partido el 30 de diciembre de 1980, allí casi brindando por las fiestas, en un partido pendiente, cuando en la cancha de Rodney y Magnasco (sin tribunas en aquella época) Liniers daba vuelta un 1-3 para ganar con 3 goles de Blas Giunta 4 a 3, en un cotejo que terminó casi en penumbras, porque había comenzado con retraso (se había roto el micro de Liniers y llegaron los jugadores en un par de autos que pudieron conseguir) y que tuvo un sin fin de anécdotas (que algún día contaremos). Carlos Arias dirigía a Liniers. En la recordada sede de José León Suárez jugadores, cuerpo técnico, directivos e hinchas terminaron festejando fin de año hasta altas horas de la noche.
Celestes y Verdes llegaron juntos a la C en 1986, luego Lafe siguió su camino ascendente hasta el Nacional B. Liniers en cambio alternó entre la C y la D. Pero volvieron a encontrarse unos años más tarde.
Seguidamente pasamos revista a todos los enfrentamientos producidos entre las dos instituciones:

Primera D

1979 Rueda Final: Liniers 3 - Laferrere 2
1980 Rueda Final: Laferrere 3 - Liniers 4
1982 Rueda Final: Liniers 3 - Laferrere 0
1985 Zona "B": Laferrere 1 - Liniers 3 y Liniers 2 - Laferrere 0

Primera C

1986/87: Laferrere 1 - Liniers 1 y Liniers 0 - Laferrere 4
1999/00: Liniers 0 - Laferrere 0 y Laferrere 1 - Liniers 1
2000/01: Liniers 0 - Laferrere 4 y Laferrere 1 - Liniers 0
2001/02: Laferrere 0 - Liniers 0 y Liniers 0 - Laferrere 0
2010/11: Laferrere 1 - Liniers 1 y Liniers 4 - Laferrere 3
2010/11 Reducido: Liniers 1 - Laferrere 3 (*) y Laferrere 1- Liniers 0
2011/12: Laferrere 0 - Liniers 0 y Liniers 0 - Laferrere 3
2012/13: Laferrere 0 - Liniers 1 y Liniers 0 - Laferrere 1

(*) El Tribunal de Disciplina dio por ganado el partido a Liniers 1 a 0
 

Firmar el libro de visitas