Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers superó a Muñiz 1 a 0 con gol de Allende de penal y sigue de cerca a los punteros. Al triunfo le faltó brillo, pero no corrió riesgo. Próxima Fecha: Martes 20.30 hs. Argentino de Merlo-Liniers.

martes, 10 de diciembre de 2013

LINIERS RESUCITO EN LUJAN

Fue una semana complicadísima, con jugadores fuera del plantel, con otros que esgrimían planteos para justificar su falta a los entrenamientos, y con otros más, que directamente desaparecieron del club. Un panorama totalmente desalentador. Encima debiendo visitar al puntero. Para estos casos el dicho dice que “la batalla que se pierde es la que se abandona”. Y si bien varios abandonaron, muchos más parecen estar dispuestos a dar pelea hasta el final. Y en su gran mayoría son aquellos que no habían tenido chances de ser titulares hasta el momento, y por sobre todo los pibes del club, que frente a Luján, varios en su debut, jugaron para el aplauso prolongado. Por eso el mérito también se lo lleva el técnico Gabriel Farías que consiguió armar el mosaico con una fuerte apuesta al futuro. Liniers mostró frente a Luján las cartas con las que va a intentar salir de la zona roja, y con justicia fueron ganadoras.
 
El Celeste tuvo una actitud ganadora, con jugadores de admirable actitud y despliegue. Fue a buscar el partido, mantuvo la línea de 4, jugando por primera vez desde el inicio con Braian Cáceres de enganche, con el debut –también desde el arranque- de Federico Pattini por un lateral y Lucas Pajón con su bautismo de fuego, por el otro. Romero como un pulpo manejó el sector central y adelante Gustavo Cano y Nicolás Horacio las pelearon todas, y fueron dos pesadillas para los defensores locales.
Luján se vio sorprendido. Sobre el cuarto de hora tuvo su chance a través de un desborde de Federico Díaz y el posterior cabezazo de Lucano cerca de un poste. Pero lo bueno que insinuaba Liniers se coronó a los 23 cuando Pajón alargó a Nicolás Horacio, quien combinó con Cano para enfrentar a Roncoroni y luego que en primera instancia el arquero rechazara, el delantero convirtió al tomar el rebote.

La Topadora fue firme atrás y metió presión en el medio, fue coherente en el traslado, y siempre mantuvo a rajatabla una postura agresiva, que dejaba latente siempre la posibilidad de volver a convertir. En cambio el local fue inconexo y demostró una alarmante falta de ideas en función de no poder resolver lo que el rival le planteaba.
No varió el panorama en el complemento, aunque tuvo el aditamento de la desesperación lujanera al ver transcurrir los minutos sin poder cambiar la historia. Los cambios ofensivos tampoco le dieron demasiado resultado. Siempre dependió de alguna pelota detenida de Gorosito. Lema tuvo la chance más clara con un cabezazo que se fue desviado.

Liniers mantuvo el órden y el dibujo táctico. En momento alguno retrocedió sus líneas. Pacio y Torres ganaron en los centros, crecieron enormemente los trabajos de Pattini y Pajón, Romero se multiplicó en el medio, Brian Cáceres le puso la cuota de sutileza cuando la pelota pasó por sus pies, y la de sacrificio cuando luchó para recuperarla, y también tuvo su chance luego de gran combinación previa, pero remató desviado. Cano, por su parte, fue una fiera, al igual que Horacio no dieron por perdida pelota alguna. El equipo fue ordenado, solidario, sacrificado, y también agresivo.
Cuando la desesperanza se apoderaba del local, Nowak increíblemente se perdió el segundo en una contra ya en tiempo de descuento.

En definitiva tres puntos de oro. Ahora cambia la desilusión que en algún momento se avizoró por la esperanza. Hay material y del bueno. Y es de la cantera propia. Liniers resucitó en Luján.
   Víctor Marinelli

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas