Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Lucas Tiedemann es la primera incorporación. No continúan Adrián Espínola y Matías Cantero. El 16 de enero el plantel vuelve al trabajo. Concluyeron las obras en el campo de juego de encuadre e instalación del sistema de riego.

sábado, 9 de noviembre de 2013

NO FUE UN MAL RESULTADO

Liniers con un equipo al que le faltaron varios de sus titulares igualó con Central Córdoba.

Nuevamente las dificultades las tuvo Gabriel Farías para armar el equipo. En defensa sin José Banegas y  Allende suspendidos y con Diego Bordón que en la semana se desvinculó del club. Un medio campo que no pudieron integrar Ernesto Banegas suspendido, Juan Manuel Coassini  y Leandro Cogrossi lesionados. Adelante sin Marcos Doracio lesionado.

Frente a esta situación debió recurrirse a jugadores que no venían teniendo rodaje y a otros jugadores juveniles del club que entrenaban con primera, pero que no habían tenido oportunidad de mostrarse.

Por ello debe enmarcarse el desempeño del equipo en el contexto apuntado.

El balance a pesar de no haber obtenido los tres puntos es positivo. Hay recambio, hay futuro.

Un primer tiempo para el olvido. Central Córdoba fue más ambicioso y aprovechó a través de un penal la oportunidad de abrir el marcador, originado en una infracción de Piedrabuena a Paglialunga dentro del área. Liniers fue inconexo, dejó espacios, evidenció falta de cohesión en sus líneas, y excepción hecha de una llegada de Palmerola, prácticamente no inquietó a Jonathan Gómez, arquero rosarino.

La historia fue otra en el complemento. Apareció esa mística que el equipo demuestra en situaciones adversas. Basados en el temperamento y el amor propio el equipo creció también futbolísticamente. Romero apuntaba desde el fondo. Cuevas metía dinámica por derecha, Javier Pérez se hacía enorme en el medio y Palmerola incontrolable en ofensiva. Y también  Alexis Romero y Storni por su sector acompañaban. Nicolás Horacio obligaba en el área. Liniers crecía y comenzaba a acumular méritos para llegar al empate. Taborda angustiosamente salvó sobre la línea lo que era un golazo de chilena de Nicolás Horacio, y tras cartón Ledesma derribó a Rizzo y Rey Hilfer a instancias del juez de línea dio penal. Quedaron dudas sobre si fue o no dentro de los límites del área. Palmerola puso el empate. Luego el partido se hizo por momentos de ida y vuelta. Central Córdoba que había adoptado una postura pasiva, salió también a buscar su suerte. Vocos remató cerca de un poste en la situación más clara. Liniers siguió buscando hasta el final. Con Palmerola y Horacio en situaciones propicias que no pudieron definir.

Por su insistencia en el segundo tiempo, Liniers mereció más. Igualmente, por todo apuntado al comienzo, el empate sirvió para seguir sumando.

  Víctor Marinelli

Firmar el libro de visitas