Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers festejó el título en el Juan Antonio Arias. En los 90 cayó 2 a 0 frente a Sportivo Barracas. Perdió un invicto de 14 partidos como local. 7 de enero comienzo de la pretemporada. Próxima Fecha: 8 de febrero de 2020: Liniers-Muñiz.

sábado, 17 de diciembre de 2011

LINIERS CERRO EL AÑO CON UNA DERROTA

Ahora, con el resultado a la vista, no faltará quién condene la actitud de Liniers: la de ir decididamente al frente, sin guardarse nada. Se dirá que pudo arriesgar menos, cuidarse, controlar sus avances, especular un poco. Y no lo hizo. Al márgen de la decisión del entrenador de comunicarle a muchos de los titulares que inicien una especie de pretemporada anticipada, Liniers no se sintió inferior a su adversario. La idea fue meterle con todo para arriba (a pesar de la ausencia de delanteros). Sin medias tintas. Metió tanto que se desnudó atrás, que le abrió el camino a Laferrere. Un Laferrere que nunca antes en todo el campeonato había obtenido una victoria con un resultado final tan abultado.

El partido tuvo un trámite de mucha fricción. En el arranque, en la salida y en la llegada. Por eso los arqueros trabajaron poco. En los primeros minutos Deportivo Laferrere tuvo algunas aproximaciones, pero Leandro Marecos dilapidó dos oportunidades netas, y antes Mariano Monllor le había tapado un mano a mano a Leandro Benegas. Pasada la media hora de juego, la visita retrocedió todas sus líneas permitiendo que Liniers pasara a controlar el campo y la pelota. En ese lapso, y hasta el final de la etapa, el “Celeste” evidenció una superioridad desde la tenencia, pero no desde la profundidad. Sólo inquietó al buen arquero Joaquín González con un remate lejano de Nilo Vigna que el guardametas contuvo en dos tiempos. Pero en el final del epílogo, un pase entre líneas de Leandro Benegas posibilitó que su tocayo Marecos abriera el marcador.

En la etapa complementaria las acciones no salieron de la chatura. Como era de esperar, Liniers se mostró más ofensivo que su oponente. Hasta en un breve ínterin intentó profundizar “tocando de primera”. Pero las jugadas estuvieron deshilvanadas e intrascendentes que no inquietaron a la valla defendida por Joaquín González. Solamente podemos citar dos jugadas de peligro y en ambas ocasiones tuvieron como protagonista principal a Silvio Fuentes. En la primera, a los tres minutos, el balón le quedó para la pierna derecha en el borde del área penal y, sin dudar un instante, ensayó un potente disparo que se fue apenas alto. Y la segunda fue un tiro libre que pegó en la parte externa de la red cuando transcurría el minuto treinta y cuatro.

Con escasa claridad, y con mucho menos tiempo, claro, el vértigo se apoderó del equipo. Pero “La Topadora” siguió con su tozuda postura ofensiva. El “Villero” controló la situación. Incluso encontró resquicios para aumentar el tanteador. Y lo hizo. A los cuarenta Adrián “Api” Castro colocó el 2-0, y en el tercer minuto de adición, el ingresado Maximiliano Cardozo puso cifras definitivas. Un tres a cero un tanto exagerado.
En líneas generales, el cotejo fue discreto. El concepto lo salvó el trabajo individual de algunos de los hombres del ganador y fundamentalmente la cantidad de goles anotados.

Para Liniers, esta derrota servirá para el análisis. Seguramente se han visto equivocaciones. Pero puso en la cancha, a pesar de sus errores, una saludable intención ofensiva. Lástima el resultado.

Héctor Quatrida

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas