Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers hizo todo para ganar pero no pudo dar vuelta la serie frente a Real Pilar que terminó ascendiendo. Gran reconocimiento del público al esfuerzo del equipo.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Liniers penó por todo lo que desaprovechó

Desde el comienzo quedaron planteadas las cartas en juego. Liniers fue el que arriesgó y Alem, conocedor de sus limitaciones, apostó al error del rival. Parecía que rápidamente La Topadora marcaría diferencias. Por el sector izquierdo parecía estar la llave del triunfo. El arco de Alem comenzó a tambalear. Primero fue Brunetti que la tiró por arriba, luego Santillán magistralmente evitó el tanto ante un remate de Palmerola, que había recibido gran cesión de Ernesto Banegas. Silvio Fuentes también exigió al arquero local con un fuerte zurdazo. Cuando nada lo hacía prever, primer golpe de Alem. Centro cruzado desde la izquierda de Arguello y cabezazo estupendo de Lucas Rodríguez, que le ganó en el salto a José Banegas, y sorpresiva apertura del marcador.
El local reforzó aún más su indemne línea de cuatro, (con Daniel Muñóz como bastión) sumando gente atrás. Liniers llegaba, pero no con la facilidad del comienzo. Tuvo la pelota, pero siempre falló en la precisión y la puntada final. El partido se jugó en terreno de Alem, Stansiola malogró dos opciones, en la más clara pisó la pelota frente al arco semivacío, y Nilo Vigna en pared con Brunetti hizo estremecer el arco local, saliendo el balón muy cerca de un poste. El fútbol lo aportaba Liniers, el local buscando llegar de contra, en un partido de tono menor.
Poco cambió el panorama en el complemento. Por largos espacios Liniers no pudo generar opciones, hasta que con los cambios tuvo mayor agresividad. Le faltó volumen de juego. Alem apostó al pelotazo hacia Cordone o Rodríguez, haciéndose más compacto del medio hacia atrás. Promediando el complemento La Topadora contó con varias y muy claras opciones. Ismael Rodríguez solo ante el arco desguarnecido pifió el zurdazo; Portillo, también increíblemente dentro del área chica levantó el tiro final; Brunetti, mano a mano con Santillán elevó el disparo decisivo. Opciones netas de gol, dilapidadas increíblemente, que demostraban (sin alcanzar un asedio constante) una supremacía de potencial, aunque sin llegar al lucimiento de otras tardes. Las jugadas llegaban por propio peso del dominio constante. Pero fueron una a una malogradas. El local dignamente no abusó de la infracción como recurso, y se las ingenió para ir sobrellevando el trámite, aportando lucha y temperamento. Prácticamente no tuvo llegadas al arco de Marcos Fernández. Cuando más pugnaba Liniers por el empate, llegó el golpe de gracia: contragolpe encabezado por Lucas Rodríguez, cesión a Dundo, que había ingresado instantes antes, y soberbia definición del ex Tigre eludiendo al arquero celeste.
Leandro N. Alem fue muy eficaz, aprovechó al máximo sus chances. Liniers, en cambio, despilfarró las muchas que tuvo. Igualmente, sin alcanzar el nivel conocido, acumuló los méritos suficientes como para no irse con las manos vacías. Alem resistió y festejó, Liniers penó por todo lo que desaprovechó.

Víctor Marinelli

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas