Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers hizo todo para ganar pero no pudo dar vuelta la serie frente a Real Pilar que terminó ascendiendo. Gran reconocimiento del público al esfuerzo del equipo.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Con autoridad, Liniers sigue su marcha triunfal

Si bien San Martín es por ahora uno de los equipos que aparece en el fondo de la tabla, visitarlo en Burzaco no va a ser tarea fácil para ningún equipo en este torneo. Liniers volvió a demostrar una vez más muestras de su solidez, y esta vez frente a un rival durísimo, sacó en el complemento la chapa de candidato y con un golazo de Silvio Fuentes y otro de Luis Stansiola terminó haciendo fácil lo que en algún momento resultó complicado.
Sabía Liniers que enfrentaba a un equipo necesitado y tomó sus precausiones. Por primera vez en el torneo armó una línea de cuatro defensores. San Martín quiso llevárselo por delante en los primeros minutos, comandados por Ortega, que desequilibraba por derecha. A el se sumaba, Bascunián por el medio y Dellarciprett, por el otro sector. Sin embargo La Topadora una vez más no perdió el órden, más teniendo en cuenta que lo del local eran más intensiones que realidades. Más fervor que ideas. Con todo, un par de distracciones en el medio, dos pelotas perdidas, una defensa mal parada, y por dos veces San Martín tuvo la chance de abrir el marcador. En ambas apareció la figura suprema de Marcos Fernández para evitar sendos mano a mano ante Bascuniám y Luis González. Le costó hacer pie a Liniers en un terreno no del todo propicio, pero pasada la media hora del partido el medio comenzó a tener la pelota, y de a poco fue creciendo. Bevcar (en su partido 200) fue el factor sustancial del resurgir de los celestes. Un gol anulado a Luis Stansiola, tras un tiro libre de Silvio Fuentes, fue la única aproximación al arco rival. Pero Liniers ya daba signos de recuperación.
La charla técnica de Daniel Messina en el entretiempo seguramente debió influir. Liniers salió decidido en el complemento a definir el partido. Y a poco de comenzado con un zurdazo espectacular de Silvio Fuentes comenzó a hacerlo. El nerviosismo se apoderó de San Martín. Su falta de ideas y sincronización se hizo ahora mucho más palpable, al tiempo que mermaba físicamente. La presión de su gente en las tribunas tampoco lo favoreció. Liniers comenzó a generar lo mejor del partido. Ese fútbol de lujo, de galera y bastón, a que nos tiene acostumbrados apareció por Burzaco. Damián Bevcar, un león en el medio, las ganaba todas, Oscar Romero lo complementaba a la perfección, Silvio Fuentes crecía y crecía, Lucas Tiedemann emocionaba con su entrega y generaba situaciones, Luis Stanciola desbordaba y hasta se permitía algún lujo. Todo era de Liniers. Faltaba únicamente liquidar el partido en el marcador. Roberto De Coster quemaba las naves sin resultado para su equipo. Las jugadas de gol se sucedían frente al arco de Guastalegname, y su defensa poco lo ayudaba, especialmente en los centros aéreos. Un cabezazo por arriba de Couceiro sólo ante el arco, una atajada magistral del arquero ante un tiro de media distancia de Fanuele, un cabezado de Tiedemann cerca de un poste y otro cabezazo, esta vez de Angel López también rozando el palo izquierdo, fueron las situaciones clarísimas que generó La Topadora. San Martín solo arrimaba riesgo en las proyecciones de Villalba. Tuvo una chance y Marcos Fernández apareció para desviar al córner. Cerca del final se definió todo. San Martín quiso arriesgar y lo pagó caro. Fuentes combinó con Jiménez y cedió para Luis Stansiola que no tuvo inconvenientes en someter al arquero local. Luego Alvarez tuvo un par de chances, en una de ellas el árbitro no sancionó un penal por mano de un defensor que evitó el tanto. También Marcos Fernández culminó su tarde excepcional tapándole un violento remate a Villalba, la figura de los azules.
Con claridad ganó Liniers, frente a un rival luchador, que en algún momento del partido tuvo su oportunidad. Allí apareció Marcos Fernández, figura incuestionable, para mantener su arco en cero. Damián Bevcar, en otra performance rutilante, se lució junto a Lucas Tiedemann, en un equipo que al final casi no tuvo puntos bajos, que terminó regulando y superando otro duro escollo en esta primera etapa del campeonato. El órden, la paciencia, el confiar en sus fuerzas, calidad técnica en varios de sus jugadores, un rendimiento física que no decae, las virtudes de este equipo que demuestra una solidez admirable. Además está hambriento de glora y ya quiere la punta del campeonato.

Víctor Marinelli

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Con autoridad!! se afianza nuestra defensa.. Lucas Vallejos vas atener que entrenar mucho para destronar a Cali!! el nuevo 2 de Liniers

Anónimo dijo...

Jugando así tenemos que ascender de una vez por todas. Porque campeones ya fuimos (claro, que ya nadie se acuerda... si no sirvió para nada...)y finales ya perdimos. Entonces, a los jugadores les pido, concentración, responsabilidad y sudor primero, que sigan jugando así como hasta ahora, después. Es largo el campeonato, se sabe, pero tenemos que ser cautos y trabajar los partidos a conciencia, haciendo imponer nuestras armas. Lo hinchas estamos con uds. VAMOS CARAAAAAAAJOOOOOO!!!!

Firmar el libro de visitas