Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers se despidió del año con un empate sin goles frente a Central Ballester. El equipo no alcanzó el nivel de los últimos partidos y pasó apuros sobre el final. Próxima Fecha: Cambaceres-Liniers (primer semana de febrero 2019).

domingo, 7 de octubre de 2018

LINIERS ES LA CARA DE LA FELICIDAD

El equipo de César Aguirre se fue ovacionado como nunca. Memorable producción. Paliza sobre Puerto Nuevo que venía invicto y puntero. Nivel superlativo que habrá que mantener también como visitante para recibirse de candidato.




El partido duró tan sólo el primer cuarto de hora. Allí la visita peleó de igual a igual con mucho temperamento e intensidad, pero bastó que llegara el primer tanto para que se derrumbara como un castillo de naipes. Y en 4 minutos Federico Sellecchia con dos golazos anticipó el desenlace. Primero con una impactante media vuelta junto a un poste, y más tarde con una definición cinco estrellas fuera de todo contexto, luego que Bonet le tapara un remate de gol a Willian Giménez. La impotencia de Puerto Nuevo comenzó a desencadenar en expulsiones. Redondo fue el primero en ver la roja. Antes Bonet había evitado el tercero en los pies de Szerdi, muy bien asistido por Sellecchia, temible por izquierda. Luego el delantero le sirvió el tanto a Galván que remató a centímetros del horizontal. Liniers en concierto futbolístico, ganando en toda la cancha, con pelota al piso frente a un rival que no entendía bien qué pasaba. Sobre el final dos nuevas llegadas a través de Potarski y Willian Giménez pudieron ampliar el marcador.

Intentó la visita reordenarse en el complemento con los cambios introducidos. Pero todo fue una simple ilusión. Liniers impuso siempre condiciones. Sobre el cuarto de hora el palo le negó el tanto a Willian Giménez y seguidamente otra vez el delantero paraguayo se perdió el tanto de cabeza. Liniers por momentos se floreó marcando claras diferencias, al tiempo que los visitantes insistieron en el juego brusco y las rojas siguieron apareciendo por parte de un árbitro debutante riguroso al extremo. Primero fue Correa que agredió a Rosas dentro del área. Szerdi convirtió el tercero de penal. Luego otra agresión, esta vez de Peñalba a Sellechia y la visita quedó con ocho. Inmediatamente gran jugada preparada por izquierda y Potarski llegó por el otro sector para marcar el cuarto. Grito de gol latente de un lado e impotencia del otro. Cerca del final nueva infracción dentro del área a Sellecchia, pero esta vez Bonet logró contener sobre su izquierda el penal ejecutado por Willian Giménez. La superioridad excedió la ventaja numérica de los once contra ocho. Extasis en los hinchas que comienzan a soñar.

Puerto Nuevo que venía siendo la sensación del torneo no pudo generar tan siquiera una situación de peligro en todo el partido. Tuvo en Bonet a su figura. De no ser así la diferencia pudo ser más catastrófica.

Liniers se impuso en todas las facetas del juego. Jerarquía individual y ejecución en el libreto colectivo.

César Aguirre parece definitivamente haber encontrado el equipo. Con una defensa monolítica, en el medio estuvo la clave: La vuelta de Szerdi por derecha resultó la gran novedad y dio muy buenos dividendos. Fusco cumplió por su sector, y la dupla Coronel-Galván resultó a todas luces gravitante. Sellecchia en su punto más alto y a Willian Giménez le faltó tan sólo el gol pero tuvo también participación protagónica.

Hace tan sólo una semana veíamos la peor cara del equipo. El cambio llegó rápido y con creces, marcando una clara diferencia sobre su rival, casi la misma lograda en las dos anteriores presentaciones en el Juan Antonio Arias. El desafío está en mantener el nivel de visitante. La oportunidad inmejorable de demostrarlo es en la próxima fecha frente a Argentino de Merlo, que aparece como uno de los máximos candidatos al título.


Víctor Marinelli

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas