Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers parecía más pero al final se quedó sin nada. Ganó Argentino de Merlo 1 a 0 y complicó la clasificación a la Copa Argentina. Próxima Fecha: Sábado 17.00 hs. Liniers-Lugano.

martes, 14 de noviembre de 2017

LINIERS NO DEJO DUDAS

La Topadora cumplió. Su triunfo no tuvo el brillo de otras tardes pero no dejó dudas porque fue el único que intentó ganar. Muñiz solamente aportó un ordenado esquema defensivo, pero con muy corto vuelo en función atacante.


Los argumentos se hicieron visibles desde el comienzo: Liniers amplio dominador, pero sin demasiadas ideas a la hora de atacar y Muñiz refugiado con dos líneas de cuatro tratando de no cometer errores. Allende por su banda impulsó al equipo más el aporte de Szerdi por el sector izquierdo se convirtieron en bastiones para intentar quebrar la telaraña con la que Muñiz buscó defenderse. El Celeste no tuvo claridad en los metros finales y el nivel del partido fue decayendo al no encontrar variantes. Recién a los 24 llegó el primer remate franco de Szerdi que contuvo Ponassi, de buena tarde. La prolijidad  de Romero y Coronel en el medio no llegaba a traducirse en generación ofensiva. Hvala intentaba sin suerte de media distancia. Muñiz fue solo resistir. Recién a los 40 Cheppi tomó contacto con el balón. En el final Szerdi tuvo la más clara rematando desde ángulo cerrado desviando Ponassi al córner.

A los 4 del complemento Pitter derribó a Romero dentro del área y Allende se encargó de convertir el penal. Esa alternativa supuso la apertura del partido al tener que Muñiz salir en busca del empate. Pero fue una efímera ilusión, solamente el arco de Cheppi sufrió a los 10 minutos con un cabezazo de Lionel Noumbi junto a un palo. Después el dominio fue abrumador de Liniers que contó con varias chances para aumentar. Rosas, de estupenda actuación, lo tuvo de cabeza; desbordó Vidal a los 25 y su envío no llegó a ser alcanzado por Willian Giménez solo frente al arco y luego fue Szerdi, siempre desequilibrante, el que se perdió el segundo cerca de un poste, y luego participó en la jugada en que Hvala y Giménez no pudieron conectar una pelota paralela a la línea de gol con el arco vacío. El arco de Muñiz siguió tambaleando en reiteradas oportunidades. La más clara fue en tiempo de descuento el mano a mano que Ponassi le ganó a Basualdo. Liniers en ningún momento vio comprometido su triunfo pero no pudo redondear en cifras su supremacía.

El equipo nuevamente demostró su solidez, aunque le sigue faltando contundencia para definir las situaciones que crea. Vendrán compromisos más exigentes en el tramo final de la primera rueda. El objetivo inicial es llegar a la Copa Argentina. Depende de si mismo.

Víctor Marinelli

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas