Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers mostró sus credenciales en el segundo tiempo para ganar sin discusión frente a Yupanqui con gol de Willian Giménez y quedar a sólo 3 puntos de la cima. Próxima Fecha: Liniers-Paraguayo.

domingo, 12 de julio de 2015

A LINIERS SOLO LE FALTO EL GOL

El empate final dejó un sabor amargo para Liniers que fue el equipo que acumuló los méritos suficientes para quedarse con la victoria. El equipo por momentos tuvo un funcionamiento aceitado que no se tradujo en la red, a pesar de contar con situaciones propicias que erigieron en figura al arquero de Victoriano con atajadas decisivas.

El comienzo fue turbulento. No sólo por el viento en contra que debía soportar Liniers, sino que a los 7 minutos Sergio Piedrabuena sintió un “pinchazo” y debió salir del campo de juego ingresando Eduardo Mendoza en su lugar. Inmediatamente apareció un convidado de piedra en el partido: el árbitro Gonzalo Beloso: Ignoró olímpicamente un brutal codazo de Juan Manuel Cordero a Leandro Coronel que le partió literalmente la boca. Muy por el contrario, no sólo no sancionó la falta sino que amagó con amonestar al jugador celeste por simular. Sus desatinos luego se extendieron a lo largo de todo el partido e indudablemente llevaron nerviosismo para ambos lados, especialmente para Liniers. Los asistentes estuvieron a la poca altura técnica del árbitro. Pasado el cuarto de hora La Topadora comenzó a imponer condiciones. Con un juego fluído, que tuvo a Romero y Mendoza como artífices en el medio, Braian Cáceres suelto, generando juego y la velocidad del debutante Jonathan Paoluccio por derecha, se fueron generando situaciones, aunque aisladas. Sobre los 16 soberbio tiro libre de Cáceres abajo, sobre el palo izquierdo , y Germán Giménez, arquero local, se lució desviando al córner. A los 22 gran tiro libre de Cachi López y cabezazo de Paoluccio cerca del poste derecho. Seguidamente gran asistencia de Leandro Coronel (otro que anduvo en buen nivel) y nuevamente Paoluccio le dio de volea y la pelota salió rozando el travesaño. Una vez más el debutante ex Centro Español de media vuelta exigió sobre la hora al arquero local. Liniers a un toque, con circuitos encendidos, marcaba la diferencia ante un rival más dedicado al juego friccionado y hacer correr los minutos.

No variaron las condiciones para el complemento. El dominio celeste se hizo más intensivo, manejando casi todos los conceptos futbolísticos, aprovechando además el buen terreno de juego. Eso sí, a la hora de ser incisivo, Liniers no encontró los caminos para vulnerar el arco local y ése fue su déficit. A los 15 tras lujosa combinación, el arquero local le tapó un mano a mano a Coronel llegando por izquierda; tras cartón un envío lejano de Mendoza pasó cerca del horizontal. El asedio se hizo ostensible e incontenible para Victoriano. A los 20 otra gran jugada combinada con Matías Cantero asistiendo a Coronel y nuevamente el arquero erigiéndose en escollo para desviar al córner junto al poste derecho, y tras el córner combinación explosiva entre Cachi López, Cáceres, el Polaco Ortíz López y cuando Matías Pardo se aprestaba a convertir apareció una vez más el atento arquero local para evitar el gol. Victoriano se cerró frente a la adversidad y ya pensó definitivamente en el empate. Nunca llegó a inquietar seriamente a Nicolás Quaranta y la única chance que podría contabilizarse es apenas iniciado el complemento cuando Ariel Guevaraa, que desde óptima posición, elevó el cabezazo final. Ya sobre el final del partido, con Liniers buscando superar el cerrojo local, un remate de Mendoza se perdió cerca del poste derecho.

Liniers cambió con referencia a los últimos partidos y se notó en el trámite. Casi sin puntos bajos. Con Braian Cáceres de enganche y dos puntas el equipo adquiere mayor agresividad. Fue muy auspicioso el debut de Paoluccio, gravitante a la hora de atacar, toda vez que el Polaco Ortíz López se ve generalmente limitado hasta por dos defensores. Destacable lo de Leandro Coronel, salida permanente por izquierda, bancándose además la agresión no sancionada de Cordero, Cachi López también buscó siempre por su sector. Defensivamente impecable como habitualmente ocurre lo de Pablo Paiva y Matías Pardo (llegó a la quinta amarilla) y Sebastián Allende no tuvo problemas en la marca. Matías Cantero no pudo aprovechar su buena pegada y el viento que tuvo a favor. En un par de partidos estará futbolísticamente en condiciones de debutar Ezequiel Cepeda, jugador que seguramente aportará soluciones ofensivas, para que no se extrañe tanto a Luis Stansiola. Sergio Piedrabuena será observado en la semana, pero mínimamente se habla de una distención de gemelos.

El empate tuvo la lectura contradictoria de haber sido muy superior pero no haberlo podido traducir en la red. El empate de Barracas llevó cierto alivio al fastidio de no haber podido traducir en la red el mejor juego. Igualmente lo importante no es cómo se comienza, sino cómo se termina. En tal sentido Liniers tiene el camino pavimentado para recuperar la punta en cualquier momento de las 13 fechas que restan.

Víctor Marinelli
  

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas