Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

La Topadora por puntos importantes viaja a Valentín Alsina para enfrentar al ascendente Victoriano Arenas el jueves a las 16 hs. Próxima Fecha: Lunes 15.30 hs. Liniers-Puerto Nuevo.

domingo, 14 de junio de 2015

LINIERS NO PUDO ANTE LA ADVERSIDAD; BOCHORNOSO ARBITRAJE DE ALEJANDRO PORTICELLA

Mañana negra para Liniers. Sufrió un arbitraje lamentable por parte de Alejandro Porticella, la expulsión de Sebastián Allende (que cumplió 100 partidos con la camiseta celeste), la fisura en la clavícula de Héctor Cabrera y la derrota, que en definitiva lo obliga a sumar el miércoles para volver a la punta en solitario.

Resulta complicado el análisis de un partido en que el árbitro fue el principal protagonista. Inclinó claramente la cancha a favor de Muñiz. Liniers sufrió en el primer tiempo un penal en contra (mano involuntaria de Pattini que para Porticella fue intencional), una expulsión y 5 amonestados. El equipo quedó totalmente condicionado y nervioso al sentirse despojado. A iguales infracciones las sanciones fueron distintas. Instantes antes de la expulsión de Allende, el mismo jugador sufrió un violento foul que no recibió sanción, y por el contrario fue amonestado Mendoza que pidió explicaciones. Cada ataque celeste era interrumpido invariablemente por el árbitro, que “veía” siempre una infracción en cada roce. Muñiz, con un  planteo mezquino pero mucho orden, aprovechó su oportunidad, y con el penal convertido se fue en ganancia al cabo del primer tiempo.

Cuando Liniers pugnaba por empatar con los cambios introducidos, Zacaría se perdía el empate apenas comenzado el período, llegó un remate de Torres excelentemente desviado por Héctor Cabrera, con tan poca fortuna que el balón rebotó en Paiva y se introdujo dentro del arco. Pero lo peor le ocurrió al arquero que al esforzarse por evitar el tanto pegó contra un poste y sufrió la fisura de su clavícula, siendo trasladado en ambulancia. Una preocupación más para los jugadores que siguieron en cancha, que con gran entereza y empuje lucharon frente a la adversidad. Liniers dominó abiertamente (Muñiz sólo llegó una vez a través de Contreras), pero recién luego de la media hora cuando el Rayo Rojo la revoleaba a cualquier lado, generó varias chances claras en los pies de Juan López, Piedrabuena y Bonahora (de muy promisorio debut), pero la falta de puntería de los nombrados impidió el tanto. El arquero Balbuena en gran intervención también evitó el gol ante un cabezazo de Coronel, hasta que sobre el final del descuento, llegó de penal el tanto de Piedrabuena. Faltaba jugar algún minuto más, pero el árbitro no quiso “empañar” su actuación dando inmediatamente por terminado el partido. Muñiz festejó largamente.

Liniers sigue sin llegar a las producciones del comienzo del torneo, pero indudablemente esta vez se vio perjudicado por el arbitraje, que influyó decisivamente en el desenlace del partido.

Víctor Marinelli

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchachos, ya sabemos que esto nos va a pasar, por eso, de local no se pueden ceder puntos. Siempre fue así. Ahora nos van a chorear con El Porvenir de visitante, como ya nos ocurrio muchas veces y con Ituzaingo de visitante, donde los partidos son raros. Hay que ganar sí o sí cuando se juega en Villegas. Esperemos que Tato se recupere rápido, fuerza genio!

Firmar el libro de visitas