Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Lucas Tiedemann es la primera incorporación. No continúan Adrián Espínola y Matías Cantero. El 16 de enero el plantel vuelve al trabajo. Concluyeron las obras en el campo de juego de encuadre e instalación del sistema de riego.

domingo, 2 de noviembre de 2014

LA EFICACIA DE ATLAS DEJO MUY PREOCUPADO A LINIERS

Nueva derrota de Liniers que parece comenzar a redondear una campaña que está muy lejos de las expectativas creadas. Es más, por ahora es la peor en la historia de La Topadora en los torneos de la D.

Frente a Atlas el equipo volvió a demostrar ineficacia. Tuvo la misma cantidad de situaciones que su rival, pero falló a la hora de la definición. Le faltó peso específico en las dos áreas y otra vez desatenciones imperdonables lo dejaron con las manos vacías.

Se cortaron dos rachas: Atlas le ganó por primera vez como visitante, y es la primer derrota en Villegas en el presente torneo.

El primer tiempo fue de tono menor. El viento complicó a todos. A los 24’ Lara debió recibir la roja directa por la descalificadora infracción a Nicolás Horacio. Pafundi, como en casi todo el encuentro, fue permisivo frente a la abusiva pierna fuerte visitante, especialmente en el segundo tiempo. Casi sin situaciones de gol y jugadas interesantes se desarrolló el período. Atlas buscó a través de los centros el camino al gol, mientras que el Celeste intentó llegar más asociado y con la pelota al piso, pero sin profundidad, toda vez que Braian Cáceres estuvo muy apagado y como es norma Horacio se debatió en soledad. Liniers tuvo una opción muy clara a los 40 con un cabezazo de Machuca que providencialmente Bello contuvo entre sus piernas, y en la respuesta se lo perdió Valenzuela rematando desviado. Cuando nada parecía hacer cambiar el destino del primer tiempo, llegó una innecesaria infracción de Mendoza (le valió la quinta amarilla) y del tiro libre ejecutado por Vallejos apareció la cabeza solitaria de Gnocchi para clavarla en el segundo palo de Cabrera (la inexorable ley del ex). Gol psicológico que comenzó a cambiar la historia.

Como parece ser una constante, Liniers siempre debe remar de atrás. Tuvo la pelota la mayor parte del segundo tiempo, pero se diluyó a la hora de la definición, al margen del buen desempeño de los centrales Vallejos y Lara que despejaron todo. Machuca quiso llevar el equipo adelante, y con el ingreso de Contreras pareció que el empate podía ser realidad, especialmente luego de una sucesión de tiros de esquina que hicieron tambalear el arco de Bello. Pafundi siguió siendo muy condescendiente con el juego fuerte visitante. Para la contra Atlas contaba con espacios, por lo que no extrañó que a los 25 Torres convirtiera el segundo, tras asistencia de Hernán González. Saitta agotó los cambios, y a través del debutante Ortíz López tuvo la más clara para descontar, cuando eludió al arquero y un defensor despejó sobre la línea cuando el tanto se aclamaba. Siguió insistiendo el Celeste, pero la búsqueda se consumió sin éxito. Bello tuvo atajadas formidables en un par de remates de Contreras y otro tanto ocurrió con Cabrera que evitó el tercero ante Torres. Las innecesarias expulsiones de Piedrabuena y Allende marcaron la “sensación térmica” del equipo. Atlas con oficio y eficacia se llevó los puntos y dejó preocupado a Liniers.

Quedan ahora dos encuentros para completar el fixture en que se impone darle rodaje a algunos juveniles que le den la frescura que le falta al equipo del medio hacia adelante. Luego vendrá la Copa Argentina, y la idea de armar un plantel para la temporada próxima. Se hace necesaria una depuración, pero no para incorporar demasiados refuerzos, sino pocos, pero que marquen la diferencia.

Víctor Marinelli

Firmar el libro de visitas