Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Casi sobre la hora de inicio Aprevide suspendió el partido. Liniers visita a Centro Español el martes desde las 15.30 en cancha de Lugano. Próximas Fechas: Domingo 1º de Octubre, 15.30 Liniers-Atlas. Miércoles 4 de Octubre, 15.30 Claypole-Liniers en El Porvenir.

domingo, 14 de septiembre de 2014

LINIERS FUE MUCHO MAS, PERO NO PUDO CORTAR LA SEQUIA

Una vez más la lectura fue contradictoria. La Topadora a pesar de merecer largamente el triunfo pagó muy caro su falta de eficacia y debió conformarse con una igualdad que lo obliga a un repunte extremo en el futuro si quiere llegar a puestos de ascenso. Por ahora, la sequia continúa.

El primer tiempo no dejó mucho. Juego enredado, infracciones al por mayor, pelota por el aire y como única luz de esperanza las apariciones de Braian Cáceres. Precisamente la única opción clara la tuvo el volante en la media hora de juego cuando en pared con Nicolás Horacio exigió a fondo al arquero Vantomme. Muy pobre lo de Victoriano Arenas, que apenas remató una vez al arco con un lejano envío de Puig, y su única misión fue tratar de sostener el empate.

En el complemento se vio lo mejor. Un cabezazo de Machuca a los 10 se fue rozando el palo derecho cuando el arquero sólo atinaba a mirar. En la segunda mitad Liniers encontró por fin argumentos sólidos de juego con los cambios introducidos y las opciones de gol comenzaron a sucederse. El ingreso de Matías Cantero fue gravitante. Lobótrico asistió a Horacio que no pudo rematar con el arco desguarnecido. A los 33 la más clara la tuvo Olmedo que estrelló un remate en el travesaño, tras una gran intervención previa del arquero ante Horacio. El propio delantero tuvo otra vez el gol con un remate muy cerca del palo izquierdo y en el descuento fue Canteros el que llevó la última esperanza con un remate de media distancia a centímetros del palo izquierdo. Por el lado de Arenas tan sólo un remate de Torres por arriba, cuando ensayó una contra. Nunca inquietó a Héctor Cabrera.

En definitiva quedó la sensación que Liniers se acordó tarde de ganarlo. Terminó lamentando las situaciones desaprovechadas, pero no tuvo la determinación en gran parte del encuentro de avasallar a un muy limitado rival. Los cambios ofensivos le dieron otra cara al equipo, que generó varias situaciones propicias. Con Matías Cantero logró generación de juego, asociando a los delanteros, y variantes (por ejemplo los remates de media distancia), pero se necesita también llegar por la bandas, alternativa por ahora ausente. Defensivamente todo es muy consistente, pero no alcanza. Las cinco fechas sin ganar y tres sin marcar goles ya comienzan a preocupar. A esta altura los empates restan. Ganar se hace imprescindible de cara al futuro para seguir con chances.

Víctor Marinelli 

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas