Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

La Topadora por puntos importantes viaja a Valentín Alsina para enfrentar al ascendente Victoriano Arenas el jueves a las 16 hs. Próxima Fecha: Lunes 15.30 hs. Liniers-Puerto Nuevo.

martes, 12 de agosto de 2014

EL RAYO CELESTE

Debut exitoso de Liniers en su vuelta a Primera D. El triunfo no dejó dudas, pero no tuvo el brillo esperado.

Sorprendió Muñiz en los primeros minutos, con movilidad y vértigo especialmente por el sector derecho. Liniers se fue acomodando en el terreno y pasado el cuarto de hora tomó el control del juego. Las apariciones de Brian Cáceres le dieron el toque de distinción a un partido que pintaba trabado y con poca emoción frente a los arcos. El Celeste intentó con remates de media distancia, pero la primer opción relevante fue una combinación entre Lobótrico y Cáceres, que definió éste a las manos del arquero. Muñiz superado, apeló al juego fuerte al amparo de un árbitro permisivo. Pasada la media hora, un tiro libre de Cáceres no llegó a ser conectado de cabeza por un solitario Lobótrico dentro del área chica. Liniers se mostró muy firme atrás, tuvo llegada fluída hasta tres cuartos, pero se diluyó en los últimos metros.

Para el complemento La Topadora salió decididamente a liquidar el pleito. Se plantó en campo rival, y a Muñiz prácticamente le quedó la opción de intentar la contra. Juan Saitta produjo el ingreso de Matías Discenza por Jorge Noguera buscando la proyección del volante hasta el fondo, en sociedad con Lobótrico. Los problemas para el arquero Alan Castro comenzaron a sucederse. Liniers acorraló a su rival, por derecha desequilibraba Discenza y por adentro Braian Cáceres desparramaba rivales. El arquero se lució a los 10 ante un zurdazo de Santiago Martínez y cuando se jugaban 17 minutos, aceleró Discenza por derecha, remató al arco al tiempo que era trabado violentamente por el defensor Leandro Pires. La pelota hizo una rara parábola y cayó como un rayo por el segundo palo. Matías Basso, primer línea, marcó la infracción, pero el árbitro Maximiliano Ramírez, acertadamente otorgó ley de ventaja, aunque omitió sancionar al infractor. Las protestas de Muñiz no tuvieron eco, el gol fue perfectamente convalidado. Discenza liberó el grito contenido en fuerte abrazo con sus compañeros y luego con el técnico que dio en la tecla al incluirlo.

Luego del desahogo, la sensación fue que a partir de allí se podía abrir el partido para liquidarlo definitivamente, pero nada de eso ocurrió. Saitta hizo ingresar a D’Alegre por un delantero, reforzando el medio campo, buscando bajar la intensidad. El Celeste cedió la iniciativa a un rival cansado y falto de ideas. Muñiz dominó, voluntarioso en la adversidad, pero sin argumentos convincentes. La única situación importante llegó a través de un córner de Pires, que el arquero Cabrera magníficamente desvió cuando la pelota ingresaba olímpica. Liniers reguló, haciendo correr los minutos, pero sin producir llegadas trascendentes hacia el arco rival. El final significó el primer triunfo. Necesario, pero sin vuelo.

Liniers demostró ser un equipo duro. Muy bien parado defensivamente, con un arquero muy atento y una línea de fondo experiente, que no duda. En el medio el sacrificio habitual de Oscar Romero, y la claridad apareció a través de Matías Discenza por el carril derecho. Braian Cáceres, desparramando talento, fue el punto más alto y a su influjo el equipo se movió hasta tres cuartos. Faltó mayor profundidad arriba, pero el atenuante lógico es un par de ausencias importantes como las de Nicolás Horacio y Matías Canteros.

Es un torneo corto y en la zona hay rivales de envergadura. Es fundamental sumar de a tres de local, y la sensación es que Liniers será un equipo corto que no regalará nada, que priorizará el resultado por sobre el juego vistoso. Los de paladar negro abstenerse.

Víctor Marinelli

Firmar el libro de visitas