Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers consiguió un nuevo triunfo en su segundo amistoso. Venció 2 a 0 a Sportivo Zavalía con goles de Tiedemann y Szerdi. Los suplentes hicieron lo propio por idéntico resultado con tantos de Paoluccio y Albornoz. Incorporaciones: Lucas Tiedemann, Eduardo Mendoza y Santiago Szerdi. Se desvincularon: Matías Fleitas, Maximiliano Castano, Adrián Espínola, Matías Cantero, Pablo Ocampo, Lucas Velázquez y Sergio Forti.

viernes, 2 de mayo de 2014

MERECIO GANAR Y TERMINO PERDIENDO

El aplauso final del público celeste fue el premio al esfuerzo demostrado por el equipo a lo largo de todo el partido. El resultado fue desfavorable, pero nada tuvo que ver con el desarrollo del trámite. Liniers mereció mucho más, fue el protagonista de la tarde, generó situaciones, hizo figura al arquero rival, pero no pudo torcer la historia. Cambaceres defendió muy bien (su mayor mérito), aprovechó una de las escasas situaciones que tuvo y se fue con los tres puntos para Ensenada.

La visita quiso sorprender al comienzo posicionándose en terreno celeste, pero a partir de los 10 minutos, momento en que Torres con un cabezazo exigió por primera vez a Arias Navarro, el partido cambió de dueño. Fue Liniers a partir de las llegadas por izquierda de Brian Cáceres y la penetración de Nicolás Horacio el que obligaba a una defensa con trabajo a destajo. A los 27 La Topadora tuvo la opción más clara, cuando Brian Cáceres encaró por adentro, remató sesgado alcanzando a desviar el arquero, y el rebote le quedó a Horacio con el arco a su merced, pero Damián Gutiérrez “in extremis” salvó sobre la línea. Recién sobre la media hora tuvo su primer acercamiento la visita en una llegada de Carrasco que Allende desvió cerca del arco, cuando Villa había quedado desairado. Tras cartón un espléndido tiro libre de Joe Díaz fue desviado abajo, sobre su derecha por Arias Navarro, en otra intervención decisiva. Luego lo tuvo Nicolás Horacio, que remató cerca del poste izquierdo, y cuando nada lo hacía prever, se equivocó Villa en un rechazo, habilitó a Carrasco, que cambió hacia la izquierda para el goleador Matías Castro, que convirtió sin inconvenientes. Balde de agua helada en Villegas.

Poco cambió en el complemento. Otra vez fue Liniers el dueño de la iniciativa, con control de pelota y las mejores opciones. Cambaceres agrupó gente del medio hacia atrás, fue ordenado en defensa y muy firme Arias Navarro en el arco. La Topadora arreció en su dominio, y se jugó casi todo el período en campo rojo. Creció Joe Díaz, que volvió a ponerse el equipo al hombro, Brian Cáceres desequilibró con su habilidad, Cuevas se proyectó por derecha, Allende sostuvo desde atrás y Nicolás Horacio se debatió solo contra la defensa rival, porque Lobótrico fue mermando su rendimiento. Horacio malogró una chance enorme rematando alto frente al arquero. Nowak reemplazó a Lobótrico buscando más profundidad. La pelota salía del área visitante y volvía rápidamente. Innumerable cantidad de camisetas rojas defendían heroicamente la victoria. Liniers, con coherencia buscaba abrir la cancha, llegar por las bandas, pero moría siempre en la solidez defensiva rival. Joe Díaz promediando el período por dos veces dentro del área tuvo el empate, pero siempre apareció una pierna salvadora. Otra gran intervención de Arias Navarro evitó el gol ante un remate a quemarropa de Horacio, luego de gran pared con Cáceres. Cambaceres tuvo su única llegada en un remate desviado de Ricardo González. Liniers puso todo y más. Terminó defendiendo con dos jugadores. Nowak desperdició la última sólo frente al arquero rematando desviado.

Es difícil de explicar. Liniers mereció ganar y terminó perdiendo. Cambaceres con poco se llevó todo. Negocio redondo.

La situación en cuanto a salvarse del descenso aparece ahora complicadísima. Casi utópica. Pero todavía hay vida, y por lo tanto hay que pelear hasta el final. Como lo hará Liniers.

Víctor Marinelli 

Firmar el libro de visitas