Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers mostró sus credenciales en el segundo tiempo para ganar sin discusión frente a Yupanqui con gol de Willian Giménez y quedar a sólo 3 puntos de la cima. Próxima Fecha: Liniers-Paraguayo.

domingo, 13 de abril de 2014

CON VIENTO EN CONTRA

Liniers perdió magnífica oportunidad de acercarse a quienes lo preceden en la tabla de promedios. El fuerte viento, casi incontrolable, perjudicó las intenciones del equipo, pero los errores defensivos fueron gravitantes. La Topadora perdió por sus propios defectos frente a un rival que con muy poco se llevó todo.

Como ya aconteciera en alguna otra oportunidad, Liniers salió desconcentrado. Berazategui aprovechó el viento a favor y fue dominador. El Celeste recién reaccionó cuando Moreyra sin marca alguna fusilara a Jonatan Villa y pusiera el 1 a 0. Ya antes el defensor cabeceó sin marca y se fue cerca del horizontal. A partir de ese momento se vio lo mejor del equipo, con Brian Cáceres y Joe Díaz generando un fútbol de alto nivel. Nicolás Horacio tuvo el empate a los 20, pero Ruggiero respondió con acierto, y poco después, tras una desinteligencia defensiva, Lobótrico no tuvo inconvenientes en marcar el empate con el arco casi desguarnecido. Pero Liniers no fue insistente a pesar de sus buenas intenciones, y prácticamente no pudo volver a inquietar el arco de un rival que se limitaba a tirarla lo más lejos posible.

En el complemento se esperaba que Liniers saliese con decisión en busca del triunfo. Pero fue muy tibio, no encontró los caminos, Brian Cáceres no tuvo oportunidad de marcar diferencias y a pesar de tener más tiempo el balón, el equipo perdió precisión en los últimos metros. El viento, increíblemente, cambió su dirección, y nuevamente pareció soplar en contra. Berazategui agazapado esperó su momento, un tiro en el palo anticipó lo que llegaría después a través de Maidana que aprovechó una nueva desatención defensiva para poner el desnivel. A partir de allí los nervios y la desesperación fueron el común denominador del Celeste. Prácticamente no tuvo situaciones de gol. Los cambios no fueron solución y el desorden ganó totalmente al equipo. El naranja de contra tuvo chances para ampliar, primero con un tiro en el palo, luego Villa conjuró un par de llegadas y sobre el final nuevamente Maidana puso el tercero. Un segundo tiempo muy preocupante, de lo más flojo de los últimos partidos.

En definitiva a Liniers se le van achicando las posibilidades, pero sigue vivo. Los resultados de los rivales siguen ayudando. Liniers depende de sí mismo, pero debe ganar. Parece una cuestión mental: El equipo demostró sobradamente que puede con actuaciones muy meritorias, especialmente frente a los equipos más encumbrados. Por eso sorprende no poder resolver partidos en teoría menos complejos.

Quedan 6 finales y Liniers tiene la ventaja de enfrentar a los rivales directos. Pero otra vez no se puede fallar.

Víctor Marinelli


No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas