Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Ensayo positivo frente a Laferrere. Empate de los titulares 1 a 1 con gol de Lucas Tiedemann y triunfo de los suplentes 1 a 0 con tanto de Rodrigo Maldonado. Incorporaciones: Lucas Tiedemann, Eduardo Mendoza y Santiago Szerdi. Se reanuda el campeonato: Centro Español-Liniers, viernes 3 de marzo a las 17 hs. en Deportivo Merlo.

domingo, 16 de marzo de 2014

GRANERO FUE UN ESCOLLO INSALVABLE

A la hora de necesitar resultados, los méritos parecen quedar en un segundo plano. Liniers en la dura pelea por la permanencia hizo los méritos necesarios frente a Talleres para no irse con las manos vacías. Esta vez el escollo insalvable fue la estupenda labor del arquero Alejandro Granero, principal responsable de que los tres puntos viajaran a Escalada.

El primer tiempo tuvo animación y muchas situaciones de gol, a pesar de no ser bien jugado. Al comienzo Talleres contó con un par de situaciones en los pies de Castro  y Scornaienchi, pero encontraron la eficiente respuesta de Jonatan Villa. Sobre los 12 se produjo una de las jugadas más polémicas de la tarde, cuando tras gran acción de Brian Cáceres dejando desparramados a dos rivales definió ante Granero, pero el arquero dio rebote capturándolo Nicolás Horacio para convertir. Rodrigo Pafundi anuló el tanto por presunta posición adelantada del goleador celeste, pero la primera impresión fue que el jugador estaba habilitado. La figura del arquero visitante se fue agigantando con el correr de los minutos. Liniers marcó claras diferencias en el trámite en función del buen trabajo del mediocampo. Por dos veces Granero evitó el gol a los 27, primero ante un remate de Joe Díaz y tras el rebote un posterior cabezazo de Piedrabuena. Cuando nada lo hacía prever, Talleres se puso en ventaja tras un centro de Maximiliano Rodríguez, un error defensivo celeste y Pizarro se encontró con el arco a su disposición para convertir. No desmayó Liniers en sus intentos. Granero, gigante ante un remate de Nicolás Horacio, pero a los 36 por fin llegó el empate: Córner de Joe Díaz, media chilena de Horacio, nuevamente el arquero desvió, pero esta vez apareció Diego Torres para sacarse la bronca y convertir a quemarropa. Antes del final de la etapa, una media vuelta de Britos se fue cerca del horizontal.

El complemento fue más parejo. Liniers tuvo algunas llegadas al inicio a través de Joe Díaz y Brian Cáceres. A los 16 una media chilena del más influyente en ofensiva, Nicolás Horacio, se fue muy cerca del ángulo superior derecho. Talleres puso delanteros en cancha. El balde de agua helada llegó a los 20 cuando un desborde Brunetti y posterior centro atrás fue pifiado por Britos, pero apareció el recién ingresado Gentinetta, que tocó su primer pelota a la red. El golpe fue muy duro y Liniers lo sintió. Talleres hizo su negocio: agrupó gente atrás, y fue casi impenetrable. Britos pudo ampliar sobre la media hora con un remate cerca del horizontal, y el celeste llegar al empate al final, con otro gol anulado, esta vez por mano previa de Federico Pattini, pero aquí las dudas quedaron casi discipadas.

Talleres fue eficaz y tuvo a su arquero como figura. Se llevó un premio excesivo. Para Liniers los méritos expuestos en cancha parecen derrumbarse ante la realidad de los resultados. El margen de error comienza a achicarse.  

Firmar el libro de visitas