Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

El domingo 2 de Julio Liniers cumple 86 años de vida. El 10 de Julio retoma el plantel los entrenamientos. Todavía no hay altas ni bajas.

domingo, 6 de octubre de 2013

PARECIA PERDIDO Y CASI LO GANA

Liniers dio otra muestra de rebeldía y carácter al igualar en el final frente a Dock Sud, y luego estuvo muy cerca de ganarlo, manteniendo la curva ascendente.

Fue un partido atractivo de comienzo a fin. Los dos equipos propusieron, al margen de no haberse generado demasiadas situaciones de gol. Hubo buena intención, poca pierna fuerte y la idea de mirar el arco de enfrente. Sorprendió Dock Sud de entrada, fortalecido en el medio y peligroso arriba. El Celeste debió estar atento en defensa, sin embargo tras un error en la salida de Allende el delantero Federico Rodríguez malogró una chance cerca de un poste. La dupla Cuevas-Coassini pasados los 20 minutos estableció diferencias por derecha, aunque impreciso en la última puntada. Una gran combinación entre los nombrados concluyó en un centro pasado del volante que no pudo ser definida eficientemente por Bordón, que ingresando por el segundo palo cabeceó desviado. Sobre el final Pablo Lorenzo comenzó a erigirse en figura con una atajada magistral ante un cabezazo de Cano. Liniers daba señales de terminar mejor.

Como es habitual La Topadora trató de acorralar a su rival en el complemento, tomando la iniciativa y proyectando sus volantes. Cuevas tuvo una situación, pero cabeceó desviado y de contra el Docke tuvo una muy clara por intermedio de Lutzky que Bordón evitó sobre la línea. Liniers con la iniciativa, pero Dock Sud peligroso en las réplicas. El ingreso de Screpis le dio mejor destino a los envíos sobre el área. Una nueva intervención de Lorenzo evitó el tanto de apertura ante un remate de Cogrossi, pero también Monllor fue exigido por una media volea de Lutzky. El partido por momentos fue de ida y vuelta, Liniers presionaba, pero no podía quebrar a un rival que alertaba. Imprevistamente a los 33 un zapatazo de Ruibal se le introdujo a Monllor luego de pegar en el palo derecho. Fue un balde de agua helada. El gol llegaba en el mejor momento de La Topadora. D’Angelo intentó el último cambio ingresando Nicolás Horacio, pero el equipo no podía quebrar un destino que parecía inevitable. Faltaba un minuto. Llegó un tiro libre para Liniers a unos 30 metros del arco. Pero en el medio del campo cayó inesperadamente Screpis quedando casi inmóvil en el piso. Bresba reclamó urgentemente la ambulancia, comprobándose luego una seria lesión en la rodilla que requirió llevarlo a un hospital cercano. El árbitro adicionó 7 minutos, reanudándose con el tiro libre. Sorpresivamente se hizo cargo Monllor, y su ejecución fue estupenda, venciendo con remate rasante sobre el palo izquierdo a Lorenzo, para establecer el merecido empate. Liniers revivió y lejos estuvo de conformarse. Los minutos siguientes lo tuvieron casi como exclusivo protagonista, frente a un rival que parecía desconcentrado. Primero remató Cano dentro del área, la mano de un defensor evitó que la pelota llegase al arco, pero Bresba no consideró intención. Ya en el minuto final el arquero Lorenzo se consagró en figura al evitar por dos veces seguidas el tanto en sendos mano a mano ante Cano y Horacio respectivamente.

Un epílogo electrizante, Liniers por la arremetida final hizo más méritos para quedarse con el triunfo, pero lo anterior de Dock Sud fue también valorable por las armas nobles empleadas, y en definitiva por su propuesta no merecía irse con las manos vacías.

Víctor Marinelli


No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas