Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

El domingo 2 de Julio Liniers cumple 86 años de vida. El 10 de Julio retoma el plantel los entrenamientos. Todavía no hay altas ni bajas.

sábado, 17 de agosto de 2013

PASO EN FALSO

Esta vez no pudo ser. De una semana a otra hemos pasado por los dos estados de ánimo que sólo el fútbol puede producir. Hace once días nos habíamos llenado de optimismo. Es que esos noventa minutos contra San Telmo nos daban la esperanza de haber comprobado que podíamos –porque sabemos jugar al fútbol- vencer a Midland en la primera presentación de “La Topadora” en el “Juan Antonio Arias”. Pero el “Celeste” de hoy se pareció muy poco al que actuó en la Isla Maciel, y cayó derrotado por tres a cero ante el conjunto de Libertad. Si bien la diferencia en el tanteador resultó exagerada, no podemos objetar la legitimidad del triunfo conseguido por el elenco visitante.

El “Funebrero” hizo mejor las cosas en los primeros veinte minutos de juego. Tuvo una buena circulación de pelota hasta los tres cuartos de cancha, forzó a algunos  jugadores de Liniers a cometer varias infracciones –algunas innecesarias-, y llegó a fondo en un par de ocasiones. También creó peligro con una acción de pelota detenida, en la cual Nicolás Vara puso a prueba los seguros de puños de Mariano Monllor tras un tiro libre.

Esa supremacía fue plasmada en la red, cuando a los catorce minutos Maximiliano Mallemaci habilitó a Mariano Romero que, dentro del área, definió en soledad y con mucha tranquilidad ante el achique de Monllor. En Liniers se observaron muchos espacios vacíos en la estructura defensiva. Y también algunas alteraciones. De hecho, por estas circunstancias llegó el segundo tanto de los dirigidos por Fabregat: una pelota que parecía perdida tras un insólito rebote, fue capitalizada por Mallemaci que definió suave junto a un palo. La ventaja de dos goles pareció darle tranquilidad a la visita, que salió a disputar la etapa complementaria con una clara consigna: Desbaratar todos los intentos de Liniers por llegar al descuento en el marcador. La oportunidad más nítida la tuvo al minuto dieciséis, cuando una volea de Marcos Doracio pasó cerca de un ángulo tras un buen centro de Juan Coassini. Las demás ocasiones concebidas por el “Celeste” no le acarrearon demasiado peligro a la valla defendida por Juan Gómez, que logró contener en el suelo sendos remates de Marcos Doracio. Con Palmerola y Cano dentro del campo de juego, Liniers se volcó en ofensiva dándole también la posibilidad a Midland de estirar la cifra en alguna contra. En dos oportunidades Monllor anticipó a Mariano Romero, cuando el delantero de la visita se aprestaba para definir. Paulatinamente los avances de Liniers se fueron desvaneciendo en los metros finales. Sólo un cabezazo de Gustavo Cano que salió apenas alto, tras un córner ejecutado por Doracio, fue la última esperanza para descontar. Después llegó el frentazo de Mariano Romero para dictar el tres a cero final.

La gente se fue desilusionada. Es natural. Liniers no ha tenido éxito en su debut de local. El equipo se seguirá ensamblando a medida que vayan pasando las jornadas. En fin, se perdió un partido. La “guerra” recién empieza. Y Liniers tiene armas para ganarla. Tendrá que usarlas después de ensayar con ellas toda la semana.
No hay que dramatizar. Lo de hoy fue sólo un paso en falso.

Héctor Quatrida

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas