Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers consiguió un nuevo triunfo en su segundo amistoso. Venció 2 a 0 a Sportivo Zavalía con goles de Tiedemann y Szerdi. Los suplentes hicieron lo propio por idéntico resultado con tantos de Paoluccio y Albornoz. Incorporaciones: Lucas Tiedemann, Eduardo Mendoza y Santiago Szerdi. Se desvincularon: Matías Fleitas, Maximiliano Castano, Adrián Espínola, Matías Cantero, Pablo Ocampo, Lucas Velázquez y Sergio Forti.

martes, 21 de mayo de 2013

LINIERS NO FUE EL MISMO

De acuerdo a los resultados producidos, Liniers llegaba a la cancha de Italiano con chances matemáticas de clasificar al cuadrangular. Las ilusiones prontamente se fueron esfumando al conocerse la formación del equipo. Suspendido Romero por llegar al límite de amarillas y con un golpe Asconape, sin poder ser de la partida desde el minuto inicial, se imponían dos cambios que no resintiesen el andamiaje del equipo. Nada de eso ocurrió. D’Angelo resolvió salir con un sólo delantero, superpoblación de volantes y diversas variantes tácticas que en definitiva representaron dificultades para poder ganar el partido, que era lo que Liniers debía conseguir.
Todo fue de una chatura exasperante. Por momentos parecía un encuentro de casados contra solteros. Italiano fue una muy pobre expresión futbolística, que todavía deberá penar mucho para evitar el descenso. Liniers no estuvo tan lejos de su rival. Se asemejó a la peor versión del equipo. Impreciso, sin dinámica y con graves inconvenientes de llegar al arco rival.
En el primer tiempo el único tiro al arco fue de Rizzo a los 30 minutos que contuvo Drago. Italiano ni se arrimó a Monllor. En el complemento, Storni tuvo la apertura a poco de iniciado y luego Villalba estrelló un cabezazo en el travesaño. El local llegó a través de un cabezazo de Rojano cerca del horizontal y sobre el final pudo ganarlo, pero Federico Díaz definió mal.
En definitiva fue un cero enorme. Pero Liniers quedó en deuda. Estuvo desconocido. Necesitaba ganar para mantener la ilusión. Mauricio Prol, habitual conductor, decepcionó en un extraño doble 5 y el equipo en general no demostró el buen juego del que venía precedido. Encima, promediando el segundo tiempo recién sumó un segundo delantero (Villalba) y el aire fresco apareció en tiempo de descuento con el ingreso de Lucas Asconape, pero con la historia ya escrita.
Completando el magro panorama, el árbitro Paulo Vigliano y sus asistentes estuvieron a la altura de los acontecimientos con un pobrísimo desempeño.
Liniers no fue el mismo, y por eso perdió todas las chances de seguir en carrera por el segundo ascenso.
Víctor Marinelli

Firmar el libro de visitas