Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Lucas Tiedemann es la primera incorporación. No continúan Adrián Espínola y Matías Cantero. El 16 de enero el plantel vuelve al trabajo. Concluyeron las obras en el campo de juego de encuadre e instalación del sistema de riego.

domingo, 17 de marzo de 2013

LA APLANADORA DEL OESTE

Una actuación inolvidable y un resultado histórico que nos remonta a aquellas goleadas celestes de fines de la década del 60 en la C, que sirvieron en su momento para cimentar la llegada a la segunda categoría de nuestro fútbol.
Primeros minutos de estudio, y un partido que aparecía trabado, y de escasos matices. Pero a los 8, en jugada nacida en un lateral, asistencia de Nicolás Rizzo y definición impecable de Omar Benítez para con remate cruzado abrir el marcador.
No tardó en acomodarse la visita, que en jugada casi calcada llegó el segundo tanto de Lucas Asconape con una notable definición, esta vez teniendo a Mauricio Prol como partícipe necesario. La Topadora fue letal en cada llegada.
Desorientado Dock Sud, no podía frenar a Liniers, que parecía perforarlo por todos los sectores. Por izquierda Prol manejando los hilos junto a Luis Stansiola, se hacían incontenibles para Borrajo, mientras que otro tanto ocurría con Lucas Asconape por el otro sector. La linea de 3 visitante tambaleaba en cada centro que cruzaba el área.
Presión sin tregua del celeste en el medio y voracidad arriba de los delanteros. Dock Sud apenas aspiraba a llegar con centros de Matías Fleitas. Allí en lo alto apareció una vez más César Acosta para convertirse en escollo insalvable. La Topadora acumuló situaciones de gol: Centro cruzado de Mauricio Prol y cabezazo frontal de Rizzo muy cerca de un poste; combinación en contragolpe de Asconape y Alejandro Cuevas, cesión a Oscar Romero de cara al arco y remate que providencialmente pegó en un defensor. Más tarde otro centro sobre el área de Prol y remate de Rizzo que el arquero Lorenzo, conmovido, alcanzó a contener. Nueva participación del volante ex Douglas Hay y esta vez el que llegó fue Asconape, salvando un defensor en el área chica. De esa jugada nació luego la infracción de Domínguez sobre Rizzo que originó el penal mediante el cual el delantero convirtió el tercer tanto.
A partir de allí y al amparo de un árbitro contemplativo, que demoró en mostrar tarjetas, Dock Sud enloquecido hizo uso abusivo del juego fuerte y mal intencionado. Asconape fue el que más lo sufrió. Sobre el final de la etapa, en uno de los tantos centros que Matías Fleitas levantó sobre el área local, Luciano Alvarez de cabeza descontó.
Si Dock Sud pretendió soñar con una remontada, en la última jugada del período, otra aparición inquietante de Asconape no pudo ser conectada por Mauricio Prol de cara al arco.
El técnico Maddoni comenzó a agotar los cambios buscando revertir la historia, pero las amarillas comenzaron a aparecer en el visitante como resultado de la impotencia. Asconape, fuertemente golpeado, dejó su lugar a Damián Villalba, goleador del equipo que -paradojalmente- sale en el banco de suplentes. Inmediatamente por una nueva infracción fue expulsado Gallardo, que apenas jugó 10 minutos. La historia comenzaba a liquidarse.
Dock Sud intentó acercarse a Monllor, pero cada pelota perdida generaba un contragolpe. Pasado el cuarto de hora Cuevas remató cerca de un poste, y en una ráfaga de 9 minutos Villalba multiplicó en tres su haber personal. Dos cesiones de Rizzo y un rebote en el arquero por tiro de Cuevas posibilitaron al goleador celeste elevar a 6 las conquistas del equipo.
Los últimos minutos se jugaron casi por obligación. Liniers, por respeto a su rival, no buscó seguir elevando las cifras, con excepción de una llegada de Leandro Aversa que motivó una buena intervención de Lorenzo.
Monllor pasó inadvertido. No se puede calificar cómo atajó porque en realidad Dock Sud no generó acciones de riesgo. El Celeste por contrapartida no bajó de la docena. El resultado se justificó ampliamente.
Liniers, en gran levantada, esta vez mostró una versión contundente e implacable. La mejor hasta el momento. Mostró recursos individuales al servicio del equipo. Tuvo actuaciones descollantes. Fue La Aplanadora del Oeste.
Víctor Marinelli

Firmar el libro de visitas