Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

El domingo 2 de Julio Liniers cumple 86 años de vida. El 10 de Julio retoma el plantel los entrenamientos. Todavía no hay altas ni bajas.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Rebeldía final para cambiar la historia

La leyenda continúa: Liniers sigue invicto como visitante y ya lleva 7 fechas sin perder. Esta vez sacó de la galera un empate cuando todo parecía perdido.
El Porvenir fue más en el primer tiempo, a pesar de un comienzo parejo. Liniers con excepción de alguna llegada aislada, debió sufrir el buen manejo expuesto por el local y las llegadas profundas, en las que aparecieron sucesivamente Denis Segovia y Ezequiel Lovisa para convertir frente al arco de un Monllor que evitó el tercero en un contragolpe encabezado por Gustavo Fernández. Todo pintaba color de rosa para El Porve, que anunciaba florearse en el segundo tiempo.
Cuando peor pintaba el panorama, el técnico Luis González tuvo la mente fría para realizar los cambios adecuados. Al habitual “sumar delanteros” cuando la mano viene mal, González “sumó volantes” y comenzó a manejar el medio. Los partidos en definitiva se ganan en ese sector. Si bien Liniers no generaba situaciones, tampoco las sufría como en el período inicial, y frente a un rival que comenzó a relajarse pensando equivocadamente que todo estaba definido (hasta reemplazó a su mejor hombre Leandro Agüero), La Topadora mostró su rebeldía. David Córdoba por su sector comenzó a establecer diferencias, llegando al fondo y enviando centros amenazantes. A los 28 Lipo de cabeza hizo extremar por primera vez a Manuel Peralta, en lo que fue un anuncio de lo que después acontecería. Como una ráfaga apareció el Celeste en toda su dimensión y Villalba en dos oportunidades estableció la igualdad, la segunda con una definición de lujo. El nerviosismo fue todo blanquinegro, en la cancha y en la platea. Quedó con 10 hombres por expulsión de Gustavo Quiñones y al borde de la cornisa, porque el Celeste siguió buscando. El tiempo no le alcanzó, pero la imagen final fue que terminó más entero y dejó la sensación que si el partido seguía unos minutos más se llevaba el triunfo.
Liniers desde el banco supo cambiar a tiempo y mejoró su imagen en el segundo tiempo para alcanzar un importante empate frente al hasta hoy puntero. En un campo pesado, hizo un gran esfuerzo de atrás y se llevó un merecido premio. Esperemos que por fin sea el comienzo de la tan ansiada regularidad.
Víctor Marinelli

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas