Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers hizo todo para ganar. Fue más pero no pudo definirlo. En un partido increíble y emocionante perdió 2 a 1 con Ituzaingó. Santiago Szerdi marcó el gol. Reconocimiento y orgullo por lo brindado por el equipo en todo el torneo superando innumerables dificultades.

domingo, 1 de abril de 2012

NO PEGAMOS UNA

Bien lo dice el tango: “Ya no podemos hermano loco, buscar a Dios en las esquinas. Se lo llevaron, lo secuestraron y nadie paga su rescate”. Es inútil que nos agobiemos con diversos comentarios periodísticos que nos aseguran: “Liniers no debió perder”. “Era un empate clavado”. O “Liniers lo perdió por un error”. La verdad, única, irrefragable, está en esa tabla de posiciones que nos dice con la gélida realidad de los números que Liniers está penúltimo, entremezclado con los que luchan por sumar puntos para escaparle al fantasma del descenso, lejos de toda posibilidad de revertir la malaria y escalar posiciones con vistas al octogonal.
Todavía conservábamos en la memoria aquellos días desventurados cuando enfrentamos a San Miguel y Luján respectivamente. Días en los cuales Liniers recibió un gol en cada partido producto de errores primarios que creíamos no volver a cometer.
Pero el “Celeste” nuevamente cayó en la trampa que le tienden la mayoría de los adversarios de turno. Especialmente, los que visitan el estadio “Juan Antonio Arias”. Intuyen que es negocio cederle el balón a Liniers mientras ellos esperan bien replegados. Y en algún momento oportuno sacan el “puñal trapero” y a cobrar. Las frustraciones del equipo se convierten en caldo de gallina para alimentar las ilusiones de nuestro oponentes. En la medida que nuestros delanteros toman conciencia de la imposibilidad de meterla en la red adversaria, los rivales se agrandan en medida superlativa. En efecto, Argentino de Merlo dio la sensación de haber estudiado a Liniers en esos inexpresivos cuarenta y cinco minutos iniciales. En los que ni siquiera hubo una sola aproximación contundente de parte de ambos conjuntos. Aunque “La Topadora” intentó tener el protagonismo a partir del orden, pero transitando por un sendero confuso como para llegar con algún indicio de claridad a la valla defendida por Rodrigo Ponce.
En la etapa complementaria la visita perdió a uno de sus hombres a los nueve minutos. Federico Chiacchiara recibió la segunda amonestación y empezábamos a creer que Liniers iba a encontrar algún resquicio para vulnerar la línea defensiva de la “Academia”. Era cuestión de serenarse un poco en el medio, levantar la cabeza y meter el pelotazo bien profundo. Pero, insólitamente, apenas dos minutos después de dicha expulsión, la visita consiguió lo que a la postre sería el único gol del partido. Un centro desde el sector derecho hacia el área encontró a Leandro Aversa con la misión de marcar a dos jugadores de la “Academia”. Uno de ellos, Cristian Gauna metió el cabezazo al área chica para la entrada del ingresado Sebastián Ruiz que, ante el quedo de Mariano Monllor y la indecisión de ir con la marca de Gerardo Maidana, aprovechó para meter el frentazo goleador. Enseguida se produjeron dos cambios: Marcelo Araujo y Adrián Maldonado ingresaron para “acorralar” al rival en su área haciendo pensar que el empate llegaría. Pero al margen de dos situaciones claras con las que contó (un cabezazo de Aversa, tras un corner ejecutado por Maldonado que el arquero Ponce en gran esfuerzo envió con una mano al tiro de esquina, y en tiempo de descuento un remate de Marcos Cabrera dentro del área que despejó un defensor cerca de la línea), Liniers no tuvo capacidad de creación cuando atacó. Ante un rival que, a pesar de estar muchos minutos en inferioridad numérica, exhibió bastante firmeza para sostener el resultado.
Se vuelven a agitar los conceptos de que tales o cuales jugadores “no están para jugar en Liniers” porque el dolor tiene la virtud de cegar todo razonamiento y solemos olvidarnos de que un gol, sólo un gol, nos hubiera arrastrado a revertir los conceptos.
Héctor Quatrida 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

son los jugadores!!??.. estos alguna vez nos sacaron de la D.. y q me decis??.. vamos ULTIMO.. a sacachispas le faltan dos partidos...!! dios estamos en decadencia...

Anónimo dijo...

Es un desastre. La dirigencia tiene gran culpa desde que están ellos. Por fin un comentario honesto. El fútbol es resultado, no merecimiento.

Anónimo dijo...

Es un desastre. La dirigencia tiene gran culpa desde que están ellos. Por fin un comentario honesto. El fútbol es resultado, no merecimiento.

Anónimo dijo...

me parece que llego el momento de los dirigentes de tomar una decision ( no del dt si no sabe como se llaman los jugadores, siempre dirigio en la D) y empezar a borrar a los jugadores que trajo amodeo salvo algunos que trajo no se salva ni uno... no corren, llegan a destiempo no sienten la camiseta y les da lo mismo ser titulares o suplentes...

Anónimo dijo...

A.MAR.GOSSSSSSSSSSSS

Anónimo dijo...

Es una lastima que piensen que técnico o algunos jugadores tienen la culpa, el error es individual y no hay futbol de equipo, por eso está el equipo así por mantener a algunos camarillas que se las cree y no hacen nada por la camiseta y el plato roto lo pagan todos, a poner ganas muchachos y dejar los egos de lado, a tirar todos para el mismo lado. Así si se puede. Vamos que todavia se puede ganar.

fede dijo...

que pasa con casais .que no ponen nada de el.

Firmar el libro de visitas