Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers hizo todo para ganar pero no pudo dar vuelta la serie frente a Real Pilar que terminó ascendiendo. Gran reconocimiento del público al esfuerzo del equipo.

lunes, 29 de noviembre de 2010

FUE DE LINIERS, DE PUNTA A PUNTA

La Topadora dejó su huella por Campana. Frente a un desteñido Villa Dálmine, ganó sin complicaciones y mantuvo el liderazgo del torneo al cabo de la primera rueda.
El local sufrió ausencias importantes en defensa y ello quedó plasmado en los gruesos errores que evidenció en ese sector, fundamentalmente en el primer tiempo. Liniers generó en ese período innumerable cantidad de situaciones. Todo se facilitó a partir de los 12 cuando tras un córner de Stansiola, jugada preparada mediante, durmió la defensa violeta, y Casais se encontró habilitado frente al arquero para definir con categoría y poner el 1 a 0. Villa Dálmine nunca dejó en claro cuáles eran sus intensiones. Fue débil en defensa, confuso en la generación de juego y sin profundidad en los últimos metros. Después del gol, todo se simplificó para La Topadora, que con el simple recurso de agruparse bien atrás y buscar con pelotazos largos a Brunetti a espaldas de una defensa en línea y estática. Así el delantero en 10 minutos tuvo 4 situaciones inmejorables mano a mano con De Nicola. En la primera definió de zurda por arriba del travesaño; en la siguiente, luego de un saque de arco de Marcos Fernández esta vez el arquero manoteó por encima del horizontal; una más de zurda cerca del palo izquierdo y la última fue de cabeza, de pique al suelo, tras habilitación de Palmerola, también se fue por arriba. Dálmine generó algo por derecha a través de Falcón, con un par de apariciones de Cóceres y algún remate de Cáspery. Pero fue muy tibio.
Para el complemento se esperaba una reacción del local, alentado incesantemente por su público, pero apenas inquietó con un remate de Dionisio que Marcos Fernández conjuró con solvencia. El ingreso de Ernesto Banegas permitió a Liniers manejar mejor los tiempos y tener más el balón en el medio. El recién ingresado con un soberbio remate de media distancia (una especialidad ya demostrada frente a Central Córdoba) clavó el segundo gol y definió el encuentro. A La Topadora le sobró paño. El local agotó sus cambios buscando mejorar, pero apenas llegó a inquietar el arco celeste en un mano a mano de Gorosito que Marcos Fernández resolvió con acierto. Palmerola, en una de sus jugadas clásicas, dejó rivales por el camino y definió cerca del palo izquierdo, en la jugada que pudo derivar en el tercer gol.
Otra convincente actuación. Casi sin puntos bajos, y con actuaciones destacables como la de Daniel Casais. Hasta aquí, el cambio de cuerpo técnico podía sospecharse que derivaría en una merma en el rendimiento del equipo. Pero fue todo lo contrario. Hasta parece potenciarse con la nueva impronta de Ariel Melián. El resultado es óptimo: Dos triunfos y un nivel que va en aumento.
Dálmine no estuvo a la altura, pero fue digno. Liniers ganó de punta a punta, no sólo este partido, sino la primera rueda del campeonato.

Víctor Marinelli

1 comentario:

Ezequiel Movia dijo...

fELICITACIONES PARA TODOS LOS JUGADORES POR EL GRAN RESULTADO OBTENIDO Y PARA EL NUEVO CUERPO TECNIO POR ESTOS DOS TRIUNFOS!!! UNA MENCION ESPECIAL PARA "LA FURIA" ERNESTO BANEGAS UN JUGADOR QUE NOS VA A DAR MUCHAS SATISFACCIONES. GRACIAS A JUGADORES Y DIRIGENTES POR TERMINAR ESTA PRIMERA RUEDA EN LA PRIMERA POSICION... topadora que bien se te "B"

Firmar el libro de visitas