Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

La Topadora no detiene su marcha triunfal. Superó 1 a 0 a Centro Español y mantiene 4 puntos de ventaja con respecto al escolta faltando 9 por disputar. Willian Giménez de cabeza autor de la conquista. Próxima Fecha: Domingo 17 hs. Liniers-Cambaceres.

domingo, 7 de febrero de 2010

FUERA DE SERIE

Liniers empató ante Atlas en dos goles y se sigue alejando de la zona caliente del campeonato (está a cuatro unidades del noveno -Ituzaingó- con un juego más) y, dependiendo de algunos resultados, podría caer al decimotercer lugar en la tabla de posiciones cuando concluya la vigésimo segunda fecha, que se completará entre hoy y mañana. Pese a jugar un excelente encuentro, otra vez el local se quedó con muy poco.
La dupla Ruggero - Sassone una vez más planificó el encuentro con sapiencia. El trabajo de la semana se notó en la distribución de los jugadores en el campo de juego y en la coordinación de los mismos players en cada movimiento, tanto en la faz defensiva como en la ofensiva.
Virano de líbero (gran actuación) en una línea de tres (completada por López y Banegas) que se complementaba a la perfección con los mediocampistas (Casais - Fuentes - Rodríguez) a los cuales se sumaban -unos metros adelante- Vigna y Stansiola. Con Palmerola arrancando desde tres cuartos de cancha y con Brunetti adelante para la puntada final.
Y eso le faltó al Celeste para meterse el triunfo en el bolsillo (lo más importante: la puntada final), porque fue superior en todo momento a un rival que sólo se animó a ganar cuando quedó con 10 jugadores, ante 9 de La Topadora.
El local utilizó todo el campo de juego, ocupó posiciones defensivas hasta con siete u ocho jugadores que, lejos de estar “perdidos en la cancha”, sabían bien cual era su función. Ofensivamente, Brunetti era el punto de referencia, pero casi siempre acompañado por Vigna, Casais, Rodríguez, Stansiola y Palmerola. Todos tuvieron sus chances para vencer a Ponzio (Brunetti y Stansiola fueron los que más opciones desaprovecharon) aunque fue Nilo Vigna (a los seis minutos del segundo tiempo) quien rompió el cero, punteándola al gol tras una gran jugada colectiva en la que participó todo el bloque ofensivo del Celeste. El conjunto de Szeszurak ya jugaba con uno menos por la expulsión del Indio Ariel Garay, pero los errores del local lo hicieron equilibrar el juego, tanto en la cantidad de hombres en cancha como en el marcador, López fauleó a Sebastián Benítez desde atrás y se ganó la tarjeta roja de Paletta que, fiel a su estilo, dejó disconformes a ambos teams con su actuación. Luego, se equivocó Casais en el fondo y el ahora goleador del torneo (Benítez) no perdonó; dos defensores celestes en el camino y derechazo bajo para igualar en uno. Liniers reemplazó al lesionado Palmerola con Borgio para rearmarse defensivamente, pero continuó con su estilo. Hasta que un golpe de Banegas a Alcaraz sin el balón en disputa, cuando restaban poco menos de 20 minutos para el final, empezó a limitar las chances de triunfo del único equipo que lo había buscado incansablemente.
Al rato, Ponzio se llevó puesto a Brunetti dentro del área y el equipo de Ruggero y Sassone se ponía en ventaja tras la ejecución de Marcos Fernández (resbaló y tocó el balón dos veces, hecho no percibido por Paletta). Había 15 minutos reglamentarios por delante y el local aguantaba el scorer con un esquema 4-3-1-1, hasta que Paletta encontró la oportunidad de compensar el penal favorable a Liniers y ante un leve agarrón de Casais a Severino señaló el penal favorable al Marrón, shoteado con excelencia por Sebastián Benítez para el 2-2. Sobre el final, Stansiola exhibió una de sus típicas jugadas de papi fútbol, dejando desaireados a tres defensores visitantes para definir cruzado y afuera. Así se fue la ilusión de sumar lo que se necesitaba: los tres puntos.
Liniers demostró táctica y futbolísticamente, que es un equipo fuera de serie, pero la realidad marca también, que es un equipo fuera del Reducido.
David Tarantino

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas