Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers festejó el título en el Juan Antonio Arias. En los 90 cayó 2 a 0 frente a Sportivo Barracas. Perdió un invicto de 14 partidos como local. 7 de enero comienzo de la pretemporada. Próxima Fecha: 8 de febrero de 2020: Liniers-Muñiz.

domingo, 23 de agosto de 2009

Con paciencia aparecerá el equipo

Liniers pasó por Cañuelas sin mostrar todavía el nivel que pretende el cuerpo técnico y, el que nosotros (lejos de hacer futurología) confiamos que hará a lo largo del torneo.

Desde el comienzo, el partido fue muy trabado, con un Lugano que le dejó la iniciativa a Liniers tratando de esperarlo en el mediocampo, en donde Benítez y Torres cortaban toda pelota que por allí pasaba (a veces también cortaban alguna pierna rival), y entonces a los celestes se les complicaba la tarea de generar juego. Liniers recuperaba con facilidad la pelota, frenaba con cierta comodidad los ataques de Lugano, pero no creaba fútbol en función de ese control de las acciones. Romero y Fuentes siguieron mandando en el medio, pero sin provocar la jugada desequilibrante. Palmerola no encontró la vuelta para derribar esa pared defensiva que los locales le pusieron adelante. Lo mismo ocurrió con el movedizo Bareiro y también con Darío Fernández. A pesar de ello, La Topadora contó con algunas situaciones para abrir el marcador: a los 22, un centro atrás de Palmerola para Casais, finalizó con un remate de éste por encima del travesaño, y a cinco del final de la primera etapa, Gauna le tapó un mano a mano a Palmerola, tras una habilitación de Darío Fernández. Claro que el Naranja, también tuvo las suyas. Si bien, no fueron tan claras, a los 25 Pera, sin marca a la altura del punto penal, cabeceó desviado un centro de Aguirre desde la izquierda y a los 36, Marcos Fernández controló en dos tiempos un certero disparo de Gnocci. Se fue yendo la primera etapa. Liniers fue el único que quiso jugar y, aunque no lo hizo bien, al menos mostró intenciones de hacerlo, y su propuesta fue siempre ofensiva.

En el segundo tiempo no cambió el desarrollo del encuentro. Siguieron las fricciones y las pelotas divididas abundaron por parte de ambos conjuntos. Liniers continuó en la búsqueda, aunque con menos claridad. En este tipo de encuentros, se hace difícil encontrar una figura. Tal vez Ariel Bareiro por su movilidad, valentía para encarar y simpleza de resolución, se estaba convirtiendo en el merecedor de esa mención. Definitivamente, el cero a cero final fue lo más acorde en este arranque de campeonato. Hay que tenerle paciencia a esta nueva formación, los resultados llegarán sin duda. Habrá una seguidilla de partidos que no darán tregua: San Martín, F. C. Urquiza, Cañuelas, Atlas e Ituzaingó. Pero, lo fundamental es contar con buena madera. Y en este plantel hay.

Héctor Quatrida

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas