Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers firme en la punta. Superó a Yupanqui 1 a 0 con gol de Alan González. Pudo ganar por más. Próxima Fecha: Sábado 11 hs. Liniers-Puerto Nuevo.

sábado, 25 de abril de 2009

CUESTION DE RACHAS

Con el 0 a 0, Liniers no pudo obtener su quinto triunfo consecutivo, aunque lleva cinco fechas sin perder. Por su parte, Claypole no suma de a tres desde la vigésimo segunda fecha del torneo (1 - 0 a Lugano); luego cosechó seis empates y dos derrotas; su clasificación al reducido peligra. ¿Algo más? Sí: el 0 a 0 es el scorer más repetido para los de Luis González -ya van siete- en la 2008/09. Mientras que para el Celeste fue la primer parda sin goles.

Sólo se jugaban cinco minutos cuando parecía que el conjunto local ya se preparaba para festejar un nuevo triunfo; el tiro de esquina ejecutado por Walter Mastandrea fue certeramente conectado por Mauricio Soto, cuyo cabezazo dio en la unión del poste y travesaño. Pese al buen comienzo de los locales, Claypole de a poco fue emparejando el trámite de juego, llegando a (por momentos) ser superior a su rival. Factores que influyeron para que esto suceda: una muy mala tarde de las individualidades ofensivas del conjunto celeste. Buena labor de la línea de mediocampistas Tamberos y además, un muy mal estado del campo de juego. Todo esto se juntó para que la Topadora no pudiera alcanzar el nivel de las últimas presentaciones.

A Liniers también le faltó ese plus de fortuna, ya que tuvo algunas opciones claras: un mano a mano que Palmerola definió débil por sobre el cuerpo de Schomberger, dándole tiempo a Ruiz para rechazar cuando el balón tenía destino de gol. Ya en el segundo tiempo, Tiedemann también tuvo su chance: cabeceando ante el cierre del portero visitante, quien quedó desacomodado ante el goleador de la Topadora, que sólo tenía que empujarla para festejar, pero Fregotte intercedió para salvar el cero en su valla.

Por su parte, Claypole arrancó el match con el clásico 4-3-1-2 y Luis González mandó al campo a Galván para cambiar la característica a 4-4-2 y defender un empate que era negocio. Sin embargo, cuanto más tiempo transcurría, más notorio era que los de Villegas no estaban en su tarde. Lo que llevó al DT visitante a decidirse a buscar el triunfo, cambiando una vez más el esquema de su equipo; ingresando Gamarra para atacar con tres puntas bien definidos. El mencionado Gamarra por derecha, Gardarián (ingresó por un irrelevante Ledesma) por izquierda y Walter Negreti por adentro. Fue el ex Liniers quien hizo figura al portero local, quien en el primer tiempo le tapó un mano a mano y en el segundo capítulo le sacó dos cabezazos en los que el 9 Tambero superó la marca de Ángel López; el primero fue tras un centro milimétrico de Iturraspe, siendo el balón rozado por Tichelio y rechazado por el travesaño. Y el segundo, a los 89 minutos de juego: centro de Cejas desde el sector derecho, golpe de cabeza de Negreti aprovechando una distracción defensiva de los locales, y Tichelio bien ubicado, manoteó la bocha al corner.

Tras la atajada del final ante Negreti, el arquero de La Topadora confirmó su distinción cómo figura del encuentro. Para el reemplazante de Marcos Fernández, fue su sexto match en la primera del Celeste (cuarto en la temporada), pero su firmeza fue la de un veterano.

El empate en cero terminó siendo un buen resultado para Liniers. Destacando muchos de los integrantes de su defensa, la importancia de no recibir goles por segundo juego consecutivo. Ahora, el conjunto de Ruggero y Sassone apunta a ajustar detalles de cara al reducido. Material no falta, pero tampoco sobra. De aquí a las últimas cuatro fechas que restan, va a ser imposible que Ruggero presente a los mismos once; ante Claypole, Walter Mastandrea y Ángel López sumaron su quinta amonestación, por lo que no estarán en el encuentro ante Central Ballester. En tanto que Silvio Fuentes llegó a la cuarta tarjeta amarilla, sumándose a Pardo, Soto, Tiedemann, Couceiro y Schiavello, en dicha condición.

Lo periférico dependerá de la dirigencia: un punto clave (históricamente) es el de los árbitros -sino, basta con repasar la última eliminación de Liniers a manos de Berazategui en la semifinal del torneo reducido 2007/08- cuya renovación en la presente temporada no debe dejar de ser observada con atención. Además, se suma un atenuante que favorecerá a los rivales de La Topadora: el estado del campo de juego, que viene empeorando semana tras semana. Si esto no cambia, los de Villegas tendrán un enemigo extra, el cuerpo técnico tiene la idea (y los jugadores para llevarla a cabo) de que la bocha ruede al ras del piso. A la hora de jugar el reducido: ¿será así o veremos un equipo obligado a mandar la número cinco por los aires?

David Tarantino

1 comentario:

Anónimo dijo...

El estado del campo de juego es un factor fundemental en las aspiraciones del equipo. Ya se vio que, en terrenos en buen estado, nuestro equipo supera a sus rivales por su estilo. Por que no la cuidamos?? Me parece que deberiamos perder algun alquiler y dejar de vender algun chory para que nuestras que nuestras chances se vean incrementadas :)

Saludos

Firmar el libro de visitas