Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Ráfaga letal de La Topadora en el segundo tiempo con 3 goles en 8 minutos para liquidar a Juventud Unida que descontó sobre el final. Campuzano, Cermesoni de penal y Galeano marcaron. Triunfo clave para sacar una luz de 4 puntos a falta de 12 en juego. Próxima Fecha: Lunes 18 (feriado) 17 hs. Centro Español-Liniers (en Ituzaingó).

martes, 9 de diciembre de 2008

Defensas Bajas

Liniers cayó derrotado en su visita al estadio de Los Inmigrantes. El 1 a 0 a favor de Dock Sud, provocó la segunda derrota en fila de la era Ruggero. Además, por primera vez en cinco juegos con su nuevo DT, la Topadora concluyó los 90 minutos sin siquiera conquistar un gol.
De antemano se sabía, Dock Sud es un rival de categoría y arrancarle los tres puntos de su propia casa iba a ser difícil. El comienzo no dejó demasiado para la retina futbolera; el Docke esperaba en su campo y con el pelotazo como única salida, apostaba a alguna intervención certera de su goleador, Gustavo Azcona. Y fue así nomás, no había pasado nada en lo futbolístico, hasta que un pase largo de Schiavello no pudo ser alcanzado por Álvarez. Aguayo metió un rechazo - pase para la corrida de Figueroa y el enganche del equipo de Teri concretó su intervención más peligrosa de toda la tarde; primero le ganó las espaldas a Pardo (el defensor, en cada vez más bajo nivel) y tras ganarle la posición, lo dejó en ridículo con un amague para sacárselo de encima, centro para que Tapia la baje de cabeza, aparición de Azcona para definir abajo (lejos del alcance de Fernández) y a cobrar. Sin merecerlo, el local se ponía en ventaja.
El equipo visitante no demostraba reacción alguna, Dock Sud se relegaba aún más para cuidar el resultado, el terreno de juego estaba en condiciones pobrísimas para quienes quisieran transportar la pelota al ras del suelo y el match se hacía imposible de jugar (adentro) y de analizar (afuera). Así terminó el primer tiempo, con poco y nada para destacar.
Ruggero aguardó hasta los 15 minutos de la segunda etapa y mandó a Walter Mastandrea a la cancha, reemplazando al errático Pardo. El sistema táctico pasó del 3-4-1-2 inicial a un 3-3-1-3 soltando más a Stansiola para jugar cerca de los puntas y con López retrocediendo al sector defensivo, entonces el Celeste tuvo un poco más la posesión del balón, aunque falto de profundidad. Teri no tardó en acomodar las piezas y junto a la decisión de incluir a Boganovich en lugar del goleador Azcona, mandó un mensaje claro; cuidar el cero en su arco. Dock Sud entonces armó un 4-4-1-1 para salir de contra, y a los 21 minutos casi lo liquida mediante esa vía cuando, con todo Liniers desacomodado en defensa, Figueroa habilitó a Tapia para dejarlo mano a mano con Fernández, no se terminó el cotejo en esa jugada porque el arquero respondió notablemente. Lo que a lo largo del torneo ya es costumbre.
El juego no cambiaba su rumbo y Ruggero seguía moviendo las piezas, con el ingreso de Faggionatto la Topadora terminó de asentarse en campo adversario, tal vez más por el respeto del rival que por méritos propios. La expulsión de Boganovich por doble amonestación a los 38, hizo que el conjunto de Villegas avizorara más cercano el empate y ahí se distinguió lo mejor de los dirigidos por Ruggero. Puntinazo bajo de Stansiola que Iriarte sacó al corner, buena definición de Tiedemann que chocó con la respuesta del Uno local otra vez y un cabezazo de Stansiola de igual forma bien resuelto por Iriarte. En ese popurrí de jugadas en el área rival, el elenco visitante mereció el empate pero jugado en campo rival sufrió la expulsión de Fernández, que se equivocó doblemente; primero al salir tan lejos (casi mitad de campo) y segundo en frenar la contra del Docke con la mano, innecesario totalmente, ya que se jugaba el quinto de los seis minutos adicionales y era preferible perder 2 a 0 a quedarse sin el mejor jugador de esta campaña: Fernández no tiene intermitencias, responde en todos los partidos. Tichelio ingresó por Schiavello y solo quedó tiempo para que Ferreyra estrelle el balón en el travesaño del arco defendido por el recién ingresado.
El gran problema de Liniers continúa siendo el funcionamiento inconexo y desorientado de su sector defensivo. Llegó Pablo Mastandrea para reforzarlo (estuvo en el banco), por lo demostrado a lo largo del torneo, el ingreso del ex Cañuelas se hace necesario e inminente.
Si bien perdió Riestra y la punta sigue a 13 puntos, esto parece cosa juzgada y habrá que comenzar a pensar en el reducido. Ya casi no queda crédito para creer en la hazaña, excepto que de las 16 fechas restantes se ganen 14, casi imposible en el fútbol de hoy, cualquiera sea la categoría.
David Tarantino

No hay comentarios:

Firmar el libro de visitas