Liniers en Ascenso
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own Logo

Liniers no pudo quebrar a Muñiz. Fue 0 a 0 a pesar de contar con las mejores chances. Próxima Fecha: Martes 15.30 hs. Liniers-Central Ballester.

viernes, 29 de julio de 2016

LA TOPADORA CALIENTA MOTORES

Como complemento del trabajo de pretemporada iniciado por Liniers el 4 de julio y que se basó fundamentalmente en la parte física, llegó el esperado momento de hacer rodar la pelota.

Tal como habíamos anticipado se confirmaron las salidas de Nicolás Quaranta, Marcos Aguiar, Gonzalo Moyental, Franco Bellver, Matías Villalva, Juan López, Brian Ferreira, Emmanuel Mantovani, Maximiliano Alvarez, Cristian González, Eduardo Mendoza, Matías López, Sergio Piedrabuena, Marcos Sanabria y recientemente la de Juan Ortíz López.

Llegaron: El delantero y goleador Nicolás Horacio, que volvió luego de su paso por Luján y Argentino de Merlo; Nahuel Riquelme, volante ex Yupanqui; otro que recaló fue el conocido defensor Fabio Pardini proveniente de Lamadrid, también del Carcelero llegó Pablo Ocampo, delantero. Se sumó para cubrir el sector izquierdo de la defensa Lucas Velázquez juvenil de Cañuelas; mientras que también llegaron Mauro Sigona que proviene del Club Trocha de la Liga de Mercedes, con inferiores en Almirante Brown y Federico Potarsky, marcador central ex Deportivo Coreano de Lobos. Finalmente Pedro Argüello, arquero, a préstamo de Excursionistas, de último paso por Central Ballester.

Dos que regresaron de Central Ballester también tienen su lugar: Se trata de los defensores Alexis Romero y Angel Paz.

Asimismo el Cuerpo Técnico sufrió cambios. Ya no está Raúl Chapa Celín que dirigirá las categorías mayores de juveniles en Midland, mientras que el Profe Roberto Fernández continuará en Los Andes. Por lo tanto César Aguirre rearmó el grupo: Roberto Tato Cardozo será Ayudante de Campo junto a Ariel Delia. La preparación física estará a cargo de Elías Martínez, mientras que Adrián Mercado será el entrenador de arqueros y Adrián Keto Mendoza su ayudante. Continuidad habitual para Miguel Angel Bubiak (médico); Eduardo Cardozo (masajista) y Juan Carlos Correa (utilería).

Así las cosas el plantel está integrado por: Arqueros: Héctor Cabrera, Mariano Ramos y Pedro Argüello. Defensores: Sebastián Allende, Pablo Paiva, Matías Pardo, Adrián Espínola, Sergio Forti, Alexis Romero, Angel Paz, Lautaro Segura, Tobías Néspolo, Fabio Pardini, Lucas Velázquez y Federico Potarsky. Volantes: Oscar Romero, Leandro Coronel, Federico Pattini, Braian Cáceres, Matías Fleitas, Rodrigo Bonahora, Matías Cantero, Rubén Domínguez, Nahuel Riquelme y Mauro Sigona. Delanteros: Maximiliano Castano, Jonathan Paoluccio, William Giménez, Nicolás Horacio y Pablo Ocampo. La lista no se cerró y hay que tener en cuenta que más de la mitad son surgidos de la cantera del club.

Comienza la serie de amistosos previos al inicio del torneo previsto para el 27 de agosto. Por la lluvia debió suspenderse el miércoles el previsto frente a Almirante Brown, pero está confirmado para el próximo martes 2 de agosto en Villegas a partir de las 9.00 hs. Liniers enfrentará a Argentino de Quilmes. El siguiente encuentro pactado será para el martes 8 frente a Deportivo Armenio, sin conocerse aún los detalles.

Liniers reforzó convenientemente el plantel, especialmente en la faz defensiva que fue su talón de Aquiles en la última temporada. El operativo retorno se puso en marcha.

sábado, 2 de julio de 2016

HOY LINIERS CUMPLE 85 AÑOS

La Fundación

Un grupo de jóvenes que pugnaban por crear un club de fútbol, tomaron la iniciativa en junio de 1931, y un mes más tarde, el 2 de julio deciden hacerlo y llamarlo Sarmiento. Pero perdió su primera cancha, entonces deciden fusionarse con el Club Atlético Sportivo Liniers Sud, siendo los Sres. Manuel “Fito” Aníbal, “Negro” Santa Cruz, “Quito” Mazzio y señora, los hermanos Poveda, Familias Morales y Lartategui, Sres. Paltrinieri, Cambas, Díaz, Puga, Barbagelata, Lagorio, hermanos Caprio y hermanos Heredia, que fueron las primeros socios y a la vez los fundadores. Fue el 2 de Agosto de 1947, por el Decreto Nº 22.710 firmado por el General Juan Domingo Perón, cuando consiguió la Personería Jurídica, con el nombre Club Atlético Liniers. Los colores que se establecieron en el estatuto son los actuales azul-celeste y blanco.
En una Asamblea celebrada en 3 de julio de 1948 se introdujo una reforma en la cual se cambiaría el nombre Club Atlético Liniers por el de Club Social y Deportivo Liniers; esta reforma fue autorizada y aprobada el 15 de enero de 1949, y actualmente es el nombre que tiene la Institución.


Afiliación a A.F.A.

Practicó fútbol amateur hasta 1941, en que ingresó en la A.F.A. actuando en Tercera de Ascenso. Un año después se clasificó finalista, pero pierde el ascenso frente a Estudiantes de Bs. As. y termina subcampeón. Siguió militando en esta división hasta 1949 cuando por una reestructuración se creó la Tercera División (hoy Primera “D”), y pasó a jugar ese año en la nueva categoría transformándose en su primer campeón y obteniendo el retorno a Tercera de Ascenso (luego Primera "C"). Tras varios años de competencia y sin campañas de relieve solamente cabe destacar su 4º puesto en 1954 y su tercero en 1966, peleando con Estudiantes de Buenos Aires el ascenso.


El Ascenso a Primera B

Su segundo ascenso, esta vez a la Primera “B” en 1967 por Reclasificación, el 30 de diciembre de ese año en cancha de All Boys, al igualar con el local ante más de 7.000 hinchas. Juan Carlos Montaño fue el técnico del equipo y el que tuvo el halago de ascenderlo de categoría. En la "B" Liniers pudo mantenerse 3 años y lograr el Campeonato Reclasificación de 1º B en 1969. Al año siguiente, luego de ocupar el último puesto del Torneo Clasificación y tras dos Reclasificatorios, en el primero mantenía la categoría con el empate, pero perdió sobre el final en cancha de Los Andes ante Comunicaciones y pasó a jugar el segundo reclasificación (con Talleres, Argentino de Quilmes y Almagro) y debió retornar a la “C” donde apenas si pudo mantenerse una temporada ya que al ocupar uno de los dos últimos puestos del torneo del 71, volvió a perder en una categoría en una finalísima ante Leandro N. Alem, en cancha de Deportivo Morón. Retrocedió así dos divisiones en dos años consecutivos.
Sin embargo, al año siguiente, retornó a la “C”, al clasificar primero en su zona, y en la rueda final empatar el primer puesto de la ronda final con Barracas Central y Deportivo Armenio, y obteniendo el segundo lugar en el triangular final. Nuevamente en la “C”, se mantuvo hasta 1978 cuando volvió a bajar al ocupar el último puesto del torneo de ese año.


Sin Cancha y sin Sede

Eran tiempos difíciles. Liniers había perdido su cancha de General Paz y Gaona (Ciudadela Norte), un verdadero fortín, donde caían los más encumbrados. Famosa por los campeonatos noctunos de verano, donde se daban cita famosos jugadores de la época. También había perdido la sede social ubicada en la calle Madero. Liniers por esos años alguien cercano a AFA le puso el apodo del "club del cordón de la vereda" y los pocos que quedaban de la Comisión Directiva se reunían en bares, "a la luz de una vela", como alguien alguna vez comentó.
Pero como el ave fénix, Liniers resurgió de sus cenizas. Primero consiguió tener sede social en el barrio de Liniers (José León Suárez 470) y luego se lanzó a la búsqueda incesante por la zona de influencia de tierras para volver a tener la cancha propia. Muchas puertas que se cerraron, pero una lucha inclaudicable al fin. Cuando la misma Asociación del Fútbol amenazó con desafiliar a los clubes que no tenían cancha, la apuesta se redobló. Liniers debía mantener la afiliación y tener su cancha propia.


El Resurgimiento

En la década del 80, en pleno Proceso Militar, cuando parecía una utopía comprarle al Estado Nacional tierras, apareció la luz. La gestión del Dr. Juan Carlos Di Sciullo, junto al entonces presidente Jorge Pepe, y por supuesto Antonio Arias y su hermano Carlos Arias fueron los pilares para obtener las actuales tierras en Justo Villegas. Reuniones interminables con el entonces Arquitecto Lo Brutto, que representaba a Inmuebles Fiscales, pero finalmente se llegó a felíz término. Siete hectáreas, compradas nada más y nada menos que al Estado Nacional, con gran esfuerzo, en plena inflación, con cuotas que excedían el presupuesto del club, pero a las que se llegó a cumplir en su totalidad a través de rifas, fiestas, donaciones y un gran coraje y amor por la Institución de quienes en ese momento dirigían al club, que superaron miles de dificultades y llevaron a felíz término esa "locura" que era poder comprar las tierras.
Hasta hubo un intento de fusión con el Club Liniers de la calle Palmar 7035, en una asamblea extraordinaria el 28 de junio de 1987, pero todo quedó en la nada.
Mientras tanto a nivel deportivo, a pesar de la austeridad, las campañas eran muy buenas bajo la Dirección Técnica de Carlos Arias y siempre con la misma base de jugadores se peleaba el ascenso. Julio Grondona elogiaba al club por el esfuerzo hecho de conseguir las tierras para la futura cancha y lo ponía de ejemplo frente a otras instituciones que seguían vegetando en la última categoría. Se mantuvo en la “D” hasta el Torneo Apertura del ’86, cuando tras obtener el segundo lugar en su zona, pasó a jugar la Rueda Final donde fue tercero y ascendió (ya que subían tres) al triunfar 1 a 0 ante Dep. Riestra en cancha de Almagro. Tras dos temporadas en la “C” volvió a la “D” al registrar uno de los peores promedios de la temporada ‘87/88. Ya en la “D”, en el campeonato siguiente fue subcampeón de Midland, y en la temporada ‘89/90 volvió a gritar campeón y regresó a la “C”, superando en el último partido a San Martín de Burzaco 2 a 1. Al año siguiente volvió a la “D” y 2 años después, en 1993 vuelve otra vez a la “C”, ganando el octogonal en cancha de El Porvenir, 3 a 1 ante San Martín. En Primera "C" en dos temporadas llegó a las finales por el ascenso a la B, fue en 1993/04 luego de sendos empates ante Excursionistas quedó eliminado por peor posición en el clasificatorio, y otro tanto aconteció en 1997/08 ante General Lamadrid, que termina ascendiendo, superando por mejor posición a Liniers, luego de dos empates.


Fútbol y Obras

Asentado en Primera C, el club se puso al servicio de la comunidad. El crecimiento a nivel institucional también se fue desarrollando sin pausas. Uno de las mejores campos de juego y una cancha auxiliar de lujo para la categoría. Buffet, cancha de baby, vestuarios, tribunas de cemento.
Sin embargo, las campañas entraron en una curva descendente y luego de varios años, descendió a la "D" en la temporada 2003/2004, para luego caer en cierta inestabilidad con ascensos y descensos entre las dos menores categorías.


Cuna de Cracks

En Liniers se iniciaron varios jugadores como ser Ariel Montenegro, Blas Giunta, Pablo Michelini, Cristian "Ogro" Fabbiani, Mario Pobersnik, Marcelo Agoglia, el arquero Maciel, Cantero, Retamozo, Fuentes, Maximiliano Castano, Jorge Cordon, Enrique Primerano entre otros.
Entre los ascensos se destacan el de 1950, campeón, a Tercera de Ascenso, en 1967 el histórico a Primera B por reclasificación, en 1985-86 otra vez a la C, en 1989-90 a Primera C como campeón, en 1992-93, 2009-10 y 2015 a la misma categoría.
Los descensos fueron en 1970 a la C, en 1971 a la D, en 1978 otra vez a la D, en 1987-88 a la misma categoría repitiendo también en 1990-91, 2003-04, 2013-14 y recientemente en 2016.
A partir de la temporada 2004-05 militando en la D, llegó siempre a instancias finales por el ascenso a Primera C, el que finalmente pudo conseguir en 2010 ganándole la Promoción a Argentino de Rosario, luego de brillante segunda rueda, con 11 victorias consecutivas y 19 fechas invicto. La campaña en la vuelta a Primera C fue histórica, manteniendo la punta durante el 70% del campeonato. No hay que olvidar el último ascenso en cancha de Atlas en 2015, pero la alegría duró poco. Recientemente sufrió la vuelta a la "D", y otra vez encarará la lucha por el ascenso. Es el club que históricamente mejor rendimiento tuvo en la menor de las categorías.
El fútbol va de la mano a las obras de infraestructura en el campo deportivo, con la construcción de dos nuevas canchas auxiliares con sus respectivos vestuarios, y una atención especial a las divisiones menores, con cerca de 500 chicos compitiendo cada fin de semana.

Este fue un rápido resumen de una historia que hoy cumple 85 años, y que seguramente tiene muchísimas ausencias que esperemos con el correr del tiempo ir completando.

Víctor Marinelli

Firmar el libro de visitas